te atreves a sonreír?

30 nov. 2011

Como las golondrinas, del poema de Bécquer.

Historia del 11M.
El capítulo pequeñito de hoy, no será gran cosa... Exámenes y exámenes se me vienen encima, e intentan aplastarme.. pero bueno, mejor ésto que nada, no?


Atocha - Madrid.




Del anterior capítulo... ''Por lo que pasaría a partir de aquel momento...''
*


-Perdón... - Dijo maldiciendo su aparición.
-¿Sí?- Dije yo, quitándome la tontería de encima. ¿Pero cómo se atrevía a interrumpir mis preciados pensamientos? Vaya, que necesitaba ya una explicación, lógica y con sentido.
-Bueno, perdona si te he molestado... Parece que por la cara que has puesto sí. Bueno, ¿te llamas Sofía, no?- ¿Pero cómo sabía mi nombre? No me dignaba a mirarle a la cara. No quería saber quién era. Era lógico, que era un maldito chico, que impertinentemente, me había molestado. Volví a cambiar de rostro, y puse mi cara de odio otra vez sin dejar de mirar por la ventana.- Bueno, veo que no te dignas ni a mirarme...
-Si me digno a mirarte,- dije a la vez que me giraba y buscaba su rostro. No podía creerlo. Sofía, reacciona.- ah, hola.- un pequeño gallo salió de mi, dejando ver toda aquella alegría.- Sí, me llamo Sofía, ¿cómo lo sabes?- Dije dejando asomar mi mejor sonrisa.
-Pues el mismo 20 de septiembre, oí que llamabas a una tal Alicia... Siento ser cotilla, pero tenía que decirte algo, Sofía.- Dejó de mirarme. Su vista se posó al lado mío. Seguí su mirada, y estaba posada en el asiento de al lado mío. Volví para mirarle. Dios, era perfecto. Aquella mirada insegura y a la vez pícara. Aquel libro, aquel chico. - ¿Puedo?
-Claro... Sí, sí. Siéntate.  Dime, ¿qué ocurre?- retuve mis ganas de decirle que lo quería desde el primer día en que lo ví ahí sentado.
-Ahm... Sí, bueno, no sé... No sé como decir ésto...- Empezó a juguetear con sus manos, a la vez que empezó a mirar a través de la ventana.- Esto...- Me miró a los ojos. Pero qué preciosos ojos- Sí digamos.- Joder, pero cómo se enrollaba. Que lo soltara ya, me estaba muriendo por dentro.- Que te conozco desde aquel 20, que desde aquel día, elijo éste tren, en vez del directo.- pausa. Una pausa infinita. Quise decir algo, pero mis capacidades se habían rebajado hasta el punto de sólo poder mirarle a través de mis pequeños ojos.- Sé que pensarás que soy idiota, pero me gustas, Sofía. Me gustas demasiado. Me he enamorado. De tí. -pausa. Otra pausa infinita, y yo sin poder decir nada. Levanté las cejas, intentando dar signo de vida- Sí, lo que oyes... Bueno, ya me voy... Sólo era para decirte éso...- Madre mía, no me creía lo que estaba ocurriendo. ''No, no te vayas precioso, quédate conmigo, toda la eternidad.'' Pensé. No quería que se fuera. Era el mejor día de mi vida, lo quería. Mis ojos se empañaron, y sin poder evitarlo bajé la vista.- ¿Estás bien?- Dijo mirándome fijamente a los ojos. Creo que había visto mi rostro de lloriqueo.
-Sí, yo perfectamente... No eres un idiota. Yo... Yo, no sé qué decirte.- Vamos, Sofía, pensé. Tenía que decirlo, era mi oportunidad. Mi día. Miré al techo, intentando que mis lágrimas no salieran. .- Yo, también te quiero. - Dije sin poder parar de tartamudear. Madre mía. Sentí cómo miles de litros de sangre corrían a más de 100 por hora por mis venas. Las lágrimas habían desaparecido, pero mis pómulos se habían colorado intensamente. 
- Bien...Me miraba fijamente, y yo no pude ser menos. Mis ojos casi ni parpadeaban, mi corazón sobrepasaba sus límites y quería salir de mi cuerpo. Lo retuve con todas mis fuerzas. Demasiado calor para estar en diciembre. Había esperado 19 años y casi 3 meses. Le quería. Sentí cómo la adrenalina corría por mi cuerpo, y unas ganas horribles de gritar se apoderaron de mí. Quería gritar, decirle al mundo lo feliz que era. Quise saltar, bailar. No podía aguantar más tiempo sentada. Pero no me dio tiempo a seguir pensando. Mis pensamientos se fueron volando, cual golondrina, al cielo. Rumbo a la felicidad infinita...


*


Sonrisitas mías! ^^ 


Me han otorgado un nuevo premio^^  Gracias a María:), tienes un blog encantador, como tú :3






Por cierto, Sonrisitas, que ya somos 100 :D ¡Pero qué ilusión madre mía! Que hace menos de un mes eramos sólo 20 :3 ¡Puafs, me tenéis enamorada, de verdad! :D
Dejad ya de ser taan pero tan preciosos por favor! :3 ¡Ya nosé ni cómo agradeceros tanto!


Mucho amor, y ¡sonreíd siempre!
Carmeen-


En esta foto no salgo muy favorecida... Ni la más como decirlo... La más emh, preciosa, pero es la única que he encontrado con una sonrisa bieeen amplia! ^^ Y con el poquito tiempo que tengo... :s
Y rectifico, más de 100 Sonrisitas :D


29 nov. 2011

Premio aquí, premio allá !

Oish, mis Sonrisitas favoritas ^^
¿Pero cómo podéis ser tan adorables? Mil gracias por todo, sois increibles.

Tengo que dar las gracias a varios blogs por otorgarme tanto premio^^ De verdad, me hace tanta ilusión^^ La verdad es que tengo serios problemas con ''Seguir'' vuestros blogs, osea que por favor, si estáis en uno de ésos blogs a los que no sigo, hacérmelo saber porfavor^^ No quiero parecer una pasota .. Otra pequeña cosita^^ Que sé que soy pesada, sí lo sé... Tranquilos jaja, pero bueno, a lo que iba, que siempre me sacáis una sonrisa con vuestros preciosos comentarios! Me alegra saber que alguien lee mis reflexiones demasiado largas... GRACIAS PRECIOSOS :D !

Gracias a Chloe, - por ser tan especial, y tan buaff, que le tengo un cariño!^^
Gracias a Te quiero entre nubes de algodon - por tener un blog con una historia super adictiva :D
Gracias a Ladyrebel - por tener un blog que me encanta^^
Gracias a Magnificando Sonrisas - por ser una seguidora a la que he cogido mucho cariño, en poco tiempo :3
Gracias a Xisy - por, como bien digo, una utopía perfecta, que espero que consiga pronto^^
Gracias a Paula...♥ por ser una seguidora demasiado fiel :3
Nosé si me olvido algún premio, no creo pero bueno.. Me lo decís y punto jajaja:)


 
El premio Bloggie se lo otorgo a:
-SyN
-L!
Reglas: 
1.Anuncia el premio en la entrada.
2. Nominar 12 blogs.
3.Avisar a los ganadores.


Éste último premio se lo otorgo a:
(Posdata, no entendí bien este último, pues sólo pondré unos cuantos blogs)
¿Las reglas? me parece que son las mismas que el premio anterior.
Sinceramente, éste premio de ''Una seguidora fiel'' se lo debo a todos vosotros, por seguirme y estar ahí. :) 
Muchísimas gracias preciosos :)



Reglas:
1. ¿Qué te llevó a escribir?
Pues, la verdad es que nada... Bueno, me llevó a escribir seriamente él. Por darme demasiadas razones, alegrías y tristezas. Y aquí estoy :)
2.¿Hace cuánto que escribes?
Pues la verdad es que desde pequeñita, haciendo historietas y tal... Pero he empezado a dedicarme a fondo hace un año más o menos.
3.¿Alguien en tu familia sabe que escribes?
Pues no sé. Sé que mi madre y mi padre leyeron una historia que sigo haciendo... Pero no creo que sea muy allá su idea de ''escribir''
4. Nombra a unos cuantos blogs:
Puafss! Para todos mis seguidores, que los quiero demasiado!

28 nov. 2011

Es un tópico decir un te quiero-

Bloggers! 
Creo que ya era hora de escribir algo positivo! Bueno, positivo, algo más alegre que los últimos textos, sobre depresiones y todo... Ademas, no quiero que penséis que soy una depresiva-pesimista-moribunda, al contrario. ¡Soy una chica de lo más positiva-vivachona-alegre que puedes encontrar en este mundo! Me encanta vivir la vida, ser feliz! Bueno, ¿a quién no? Pero bueno, también hay que pensar en la gente que no lo es...

Me están pasando demasiadas cosas seguidas, y no puedo compaginar todo con las historias etc. Bueno, que sólo puedo pensar en él, y todo lo que hago, lo hago con la esperanza de volver a hablar con él. Sé que es cursi, y sé que pensaréis que soy la típica adolescente. Pero no... Yo tengo sentimientos más fuertes de los que creéis. Creo que sé demasiado para mi edad. No soy la típica chica que encuentra a su chico ideal cada dos semanas. Pero bueno, dejemos todo esto. El pasado viernes conseguí olvidarme de él durante tan sólo 10 segundos. Quiero volver a ser la niña aquella que pensaba que el amor era precioso, un cuento de hadas. Que cuando veía una película, y los protagonistas se peleaban, siempre veía un final feliz. Quiero éso otra vez, quiero vivir con esa pequeña inocencia. Pero ya es demasiado tarde.

¡Pero buenooo! Esta entrada será una de las más grandes, alegres, felices, nosé, de las que he escrito por él. Recuerdos fugaces, que corretean por mi mente. Y me traen una pequeña sonrisa a pesar de todos los exámenes. Momentos con él, conversaciones que sé que jamás olvidaré. Horas hablando con él, y siendo nosotros mismos. Me enseñó lo que es el rap, lo que es el amor por la música española, que la tenía un poco dejada a un ladito... Y sí, qué feliz que me hacía. Y recuerdo todo aquello con una gran sonrisa, a pesar que él sea el motivo de mis muchos llantos jajaja. Pero buenooo!
Os dejo la última canción que me dijo que escuchara. Bueno, la penúltima, ya que la última la tengo sólo yo ya que me la escribió a mi y cantó para mi, o éso me hace creer. :3


Preciosa canción. Me encanta y siempre me saca una terrible y amenazadora sonrisa. Pero bueno, sabéis, iré a buscarlo. Lo iré a buscar en menos de 4 años. Me da igual lo que piense él ahora mismo, yo iré. Él fue, y es el amor de mi vida. No me rindo tan fácilmente, no, no. No me importan las consecuencias, la verdad. Que sea lo que Dios quiera... ¿Sabéis? He leído bastante sobre el ''primer amor'' y vaya. '

'Realmente cualquier cosa que hagamos o tengamos por primera vez es difícil de olvidar y mucho más en el terreno del amor, nos deja una marca indeleble en el alma y el corazón. 

El amar por primera vez es un despertar a una gran variedad de sentimientos que no habíamos experimentado antes por nadie. 
Es un amor muy diferente que nos arrebata una etapa de nuestra vida para ubicarnos en otra donde no sentimos crecidos, plenos y totalmente vulnerables. Sinceros y dispuestos a entregarlo todo.''

Ya decía yo porqué no me olvidaba de él. Él no fue mi primer novio, pero fue el primer chico y es, al que he amado de verdad. No, lo digo en serio. Es un mago. Ha hecho que sienta cosas que jamás hubiera pensado que me pasarían. Ha hecho que de mí, salgan las palabras más bonitas, que escriba. Que gracias a él, he visto la vida desde otro punto de vista. 

Recuerdo conversaciones preciosas, increíbles, que pensaba que jamás se acabarían. Mi corazón me engañaba, al pensar que jamás romperíamos. Y sí, caí en un abismo en el que ya no podía hacer nada. Y muchas veces, él me cogía de la mano y me ayudaba a salir de ésa. Me daba consejos, me hacía reír en los peores momentos, y se lo agradezco. 

Él: No te vayas...
Yo: No quiero! ¿Por qué en las montañas no hay internet? 
Él: Gorda, son montañas... No me hagas llorar más.
Yo: Jope... Voy a por un pañuelito, he mojado toda la pantallita...
Él: Vale mi amor...

Dios, que sé lo que estáis pensando. Qué conversación más tonta... Pues la verdad es que no. Era la noche antes de que me fuera definitivamente a la montaña, donde no tenía internet... Y no podíamos hablar ya que costaba mucho el saldo y todo ese rollo. Eran la una y media de la mañana y ya nos estábamos despidiendo. Yo acabé gastando un rollo de papel higiénico, llorando a saco... Pero bueno, me hacía tan feliz poder saber que él pensaba en mí. Me acuerdo de ésta conversación, que tuvimos también unos días antes del verano. 

Yo: Oye, que quería decirte una cosa. Que sé que este verano no podremos hablar mucho... Y bueno, que no quiero joderte un verano, quiero que te lo pases bien, y bueno. Si tus amigos se pillan alguna chica... Pues si quieres, bueno por mi, no me importaría que te liaras con otra.. No quiero que pases un mal verano o que te aburras por mi culpa... No se si me entiendes Vaya que quiero que seas feliz, sabes? Lo digo por ti...
Él: A ver, me has dicho que me líe con tías? Carmen, por favor.
Yo: Oye, que lo digo enserio. Si voy a joder un verano...
Él: Vamos, es que me ha parecido... Vamos Vamos. 
Yo: ...
Él: ¿No lo dirás por ti?
Yo: No, no!
Él: Porque tu también podrías liarte con uno...
Yo: Que no, que lo digo por ti.
Él: Pues no.
Yo: Porque a ver, a mi me da igual mi verano, en todo caso, me pasaré años metida en casa estudiando o sea que... Además, como ya te he dicho, lo digo por tí, no por mi, como ya te he dicho antes. Es que de verdad, que me sentaría muy mal, si lo pasas mal o nose... En verano, digo.
Él: No voy a liarme con nadie porque te quiero Carmen. Si te quiero, te respeto. ¿Y qué pasa si mis colegas están con tias? Tengo familia y lo más importante es que tengo a **** que no liga ni con Dios. Y aunque ligara, tampoco. Porque ya te lo he dicho, que te quiero. Me veras como un gilipollas, pero me he enamorado de ti, y te quiero más aun te amo, y te respeto.
Yo: No te veo como un gilipollas, eso nunca... Porque yo también te quiero más que a mi vida, y por eso hoy no he hecho nada de tirarme por mi ventanita! Además, yo no me liaría con nadie en todo caso, porque yo solo te quiero a ti, que te quede claro.
Él: Por eso te digo que te quiero a ti cada día más y más. Y hasta que me muera. Y que yo no haría una cosa así, nunca.
Yo: Te quiero. Pero bueno, igualmente, de verdad, que no quiero joderte un verano, en serio. 
Él: Carmen, siempre piensa una cosa. Que tienes que tener confianza.

Qué conversación... Me encantó. Sé que pensaréis, ''qué pesada con aquel tema del verano!'' pero bueno, esa era mi paranoia del momento... Jijjiji :$

La verdad, es que escribiría más y más, pero mi jodido blogger va como el culillo. Me corta palabras... Y encima no guarda bien mis borradores. Esto es horrible.

Mucho amor y no dejéis nunca de sonreír,
Carmeeen- xx



Posdata.
Te amo, sí como lees. Te sigo amando como el primer día.
Gracias por iluminar los días grises de Bruselas.
Por ser una razón por la que sonreír, y darme unos meses
simplemente perfectos contigo.
x

27 nov. 2011

Porque tengo razones para sonreír-

Pequeños! :) Primeeeramente, HOLA! :D 

Hoy estoy de buen humor, mirad por dónde. Estoy dispuesta a responder a toda clase de preguntas a partir de HOY :) Todo tipo de preguntas, pero nada de mal gusto, estilo: 
¿eres tonta? Por que os respondería que todos lo somos, pero tú más.  
O del estilo: ¿Por qué eres así de borde? Porque os respondería que aquí la borde eres tú. 

Me voy a atrever a revelaros un secreto mío. Un secreto que me cuesta revelar. Un secreto que no puedo quitarme de encima, y menos ahora.

Segundo, sé que pensaréis que soy una pesaaada, pero por favor, pasáos por mi pequeño blog, http://kilometros-carmeen.blogspot.com/, por favor :) Me haríais un enorme favor, y haríais de mí una chica afortunada de teneros como seguidores. Sé que mis entradas no han sido muy... Interesantes o bonitas, pero bueno. Mi blog lo hice para desahogarme, y no quiero sentirme obligada a escribir lo que queréis leer. Lo siento.

El secreto:
Éste blog, fue creado para David. Supongo que muchos sabréis ya quién es. Bueno, y si no lo sabéis... Fue un ex mío. Digamos que marcó mucho y se quedó grabado en mi pequeño corazón. Pero dejémosnos de ñoñerías.

Él iba a venirse a Bruselas unos meses, y bueno, como regalo, le tenía previsto un blog donde expresar todo. Lo haríamos él y yo, con nuestras fotos. Nuestros momentos. Pero jamás llegué a decirselo. Cortamos y no vino a Bruselas. Y el blog... Así se quedó. Con el nombre de ''Porque tengo razones para sonreír''. Al que casi todos llamáis, ''Razones para sonreír''. jajaja ;) Y bueno... Qué más.

   Le tenía también comprada una pulsera de cuero, ya que me dijo que su favorita se había roto. Había comprado un álbum grande para poder poner nuestras fotos, escribir dedicatorias etc... Para cuando se volviera a España. Se lo daría el último día de su estancia aquí... Pero no pudo ser. Habíamos planeado casi todo y bueno... Un enorme bache se colocó en medio de nuestro camino, y nos separó bruscamente. Hoy día, no hablo con él. Más bien, hace mucho que no sé de él. No me da señales de vida, nada. 

    Me acuerdo que me dijo que me había comprado un Patito, al que llamaríamos Davicillo jajaja :) Y bueno, no sé que pasó con Davicillo. Jamás lo conocí (al pato) y bueno... Me dio penita, ya que él y yo teníamos una historia un poco rara con los patos... Por eso tengo ahí abajo (en el blog) un patito :3 Y bueno ajjajajaj esa es una historia amorosa que marcó mucho.
   
  Y bueno, creo que eso es todo. Pensaréis que es un secreto muy tonto, o con poca importancia, pero para mí no lo es. 

MILLONEEEEEES DE BESOS MIS AMOORES! 
Carmeeeeeeeeeeeen ;)

26 nov. 2011

Campanas fúnebres sonaban a lo lejos-

Ya le daba igual. Aquello le pareció la última patada que recibiría en todo el cuerpo. Quiso llorar, pero no pudo. Tenía orgullo. Ellos ya la habían fastidiado, arruinado, jodido, la vida social, amorosa. Tenía amigos. Pero para ella eran pocos. Muchos se metían con ella, por su forma de ser. Ella no tenía nada raro. Era normal, le gustaba la vida, le gustaba ser feliz. Su novio. No la apoyaba, no la defendía cuando alguien la insultaba, y así pues, cortaron tan sólo unos días antes. Pero él ya no estaba allí con ella. Le habían jodido toda su vida. Y no sólo con aquella vez. Sino con todas las demás veces durante todos aquellos años. Ella no podía más.Vamos, que la pobre estaba harta. Sintió una ráfaga de todo el odio que había acumulado durante los años pasados con ellos. Y quiso salir de su casa. Tirar todo lo que había en la mesa, pero no tenía el valor suficiente. No quería que sus padres se preocuparan por ella. Y sintió como todo aquel amor, amor fraterno y todo el amor que le habían dado sus amigos, se iba por la puerta y no volvía. Aquellos momentos, que ahora mismo ella no podía ver, de horas con sus amigos, sus queridos amigos, se iban. Horas, días sin volver, y ella esperando, esperando al lado de la puerta para abrir al amor. Al amor que había perdido.
''No, no volverán, lo sé.''- Se dijo ella un día. Se levantó del suelo y subió a su habitación. Escribió hojas, y hojas. Y finalmente consiguió sacar más de cinco cartas, que casualmente, todas acababan con un ''Te querré para siempre, nunca olvidaré aquellos momentos... Muchos besos, Felicidad.'' Y una gota de lágrima negra por el rímel cerraba la carta.


Sentía un odio, tal odio, que no quería vivir más. Una furia, una tormenta eterna. Una nube negra cubría toda su mirada, su mente, su amor. Todo estaba cubierto por un nubarrón. No quedaba ni un faro de Alejandría. No venía la paloma esperada. Las alas acorazonadas de la mariposa, habían pasado a ser negras y sin forma. Amorfas. Y su esperanza decidió ahogarse en aquel mundo bajo lágrimas. No le quedaba nada. Todo aquello, aquellas palabras que le decían. ''Siempre estaremos aquí contigo, pase lo que pase. Te queremos, eres nuestra hija.'' Todas aquellas palabras fueron a parar al otro lado del maldito mundo. Y notó pisadas, pisotones, corrían por su cabeza. Eran miles de mini-ella. Iban de un lado a otro. Parecían ocupadas. Pero no quiso molestarlas. Estaban ordenando. Había cajas. Muchas cajas. ''PENSAMIENTOS'', ''MOMENTOS'' ''SENTIMIENTOS'', eran las palabras que conseguía leer en las cajitas. Pero había una enorme. Demasiado grande. ''AMOR'' era lo que estaba escrito. Estaba vacía. Qué raro. Y se fijó que todas sus copias a escala milimétrica, al tiempo que guardaban un archivo del pasado, se morían. Se morían sus pequeñas ayudas. Y consiguió oír lo último que decían antes de su hora. Gritaban, gritaban muy fuerte. Y entre grito y grito, ella consiguió oír insultos. ¿A quién iban aquellos insultos? A ella misma. Y recopiló los insultos. Hacían más de mil. Y todos llegaban a la misma palabra. '''Marginal'. Marginal por aquí, marginal por allá. ''Soy un humano marginal.'' ''Soy patética.'' Se hartó. No consiguió seguir el ritmo. Y cayó al suelo. Por el agobio, por el dolor, por la fatiga, por la desesperación. Por el fraude. Por todo aquello. Era demasiado pesado. Y su cuerpo cayó. No llegaba nunca al suelo. Un precipicio. Y aterrizó, cual piedra tirada de un barranco, cayó, salpicando mil gotas de sudor y agua, en un mar revuelto. Un mar negro, negro y salado. Muy salado. El agua se le metía por todos lados. Su cabeza estaba perdida. Ella estaba absorta en la palabra muerte. Su vida pasaba rápida ante ella. Vio peces muertos flotando. ¿Qué? Se oían campanas. Campanas tristes, fúnebres. Sonabas distantes, tranquilas, sin saber que predecían un final infeliz. ¿Símbolos macabros? No, esto era una pesadilla sin sentido alguno. Se despertaría a la mañana siguiente con un dolor de cabeza horrible, pero todo habría acabado. Pero ésto seguía, no acababa. ¿Qué estaba pasando? Y en medio de todo aquel barullo de pensamientos, algo le agarró el cuello. La elevó. Hacía frío. No sentía sus pies, sus piernas colgaban. Sus brazos y su melena se movían al son del viento helador. Pero ella ya no sentía nada. Aquella cosa que la agarró por el cuello, para salvarla de aquel mar oleado, la mató. La ahorcó de una manera inmoral e inconscientemente.

Al día siguiente, sus padres fueron a su habitación al ver que no hacía ruido, no bajaba, no hacía nada. Y la vieron. Colgada del techo, con una soga. Una soga del color azul celeste que tanto le gustaba a ella. Lo eligió el día en que decidió el color de su futura habitación. Representaba su libertad, la pureza, el cielo. 

R.I.P. Felicidad.
Felicidad (1995-2011)

No dejes que alguien, por muy doloroso que sea, 
te quite toda tu felicidad acumulada durante toda tu vida.

*Me he inspirado en una chica que falleció el pasado Junio en mi colegio.
Que en paz descanse.

Como las golondrinas, del poema de Bécquer.

Aquí estoy, siento no haber publicado antes... Estoy muy ocupada con los estudios y bueno...  Por cierto! Tengo serios problemas con 'seguir' los blogs! Por favor, si alguno (seguidor nuevo) ve que le he publicado un comentario y no salgo en Seguidores, que me lo haga saber... Estoy bastante harta de comentar y no saber nunca más de aquel blog tan precioso al que he comentado, no se si me entendéis, pero por favor, decídme si sois uno de ésos. Gracias ^^


Pero bueeno! Aquí está la continuación de la historia del 11M.
Atocha- Madrid.


El tren avanzó, siguió su camino, al igual que él y yo. Pasaron los días, días que se hacían infinitos, esperando a la mañana siguiente para poder volver a verle. Mi rutina de siempre, se hacía cada vez más animada. Me despertaba mucho antes de mi hora habitual, me vestía lo más guapa posible para él. Me maquillaba de tal manera que mis ojos resaltaran. Apresuraba mi tacita de leche con café, que ya sabéis que echo más leche que café, y me iba, asegurando de que llevaba las llaves del portal. Todo estaba perfecto. Menos la mera idea de que él no se fijaba en mí, o eso me parecía a mi.


Un día, un simple día de noviembre, ocurrió. Estaba mirando por la ventana, absorta en mis pensamientos sobre el campus de la universidad. Sobre los trabajos que tenía que entregar, sobre mis nuevos amigos. Pero a pesar de todo aquello, a lo que me había ya acostumbrado, sentía una melancolía enorme. Echaba de menos a mis amigos de la infancia. Con aquellos que me emborraché por primera vez, con aquellos, con los que todos los viernes salíamos por ahí a fumar y conocer gente. A conquistar la noche, a vivir la vida como se merece ésta... Ése día todo estaba precioso. Bueno, siempre lo era. Mi trayecto era muy bonito, pero hoy estaba aún mejor. El cielo estaba despejado, y los pájaros aún no habían despertado, o ¿ya habían emigrado? Quien sabe. Y de repente algo me tocó el brazo.


Me giré repentinamente y no pude evitar ésa cara de molestia que se te queda cuando alguien te despierta de un sueño maravilloso, ésa cara de odio cuando alguien te arruina tu mejor momento del día. Y sí, aquella cara estaba dibujada en mi rostro cuando me tocó el brazo. Mi mirada pasó a ser completamente despejada, como el cielo de aquel día. Mis miles de pensamientos se esfumaron, como la vida misma. Y sus labios se estremecieron. Sentí miedo por lo que podría decir. Por lo que pasaría a partir de aquel momento.



24 nov. 2011

Awake-

Zoey, una joven de diecisiete años. Una chica normal y corriente, sin nada especial, o eso creía ella. Una chica castaña, como el caoba. Una chica fuerte, como el hierro, pero por dentro, débil como el mazapán. Un corazón que no le cabe, un corazón que piensa demasiado en los demás. 

Es preciso mencionar, que Zoey tenía problemas con el sueño. No ése típico problema, en el que no puedes dormir. No, no. Zoey era especial. Dormía, dormía demasiado. Le costaba despertarse. Y tanto que le costaba. Y cierto día, en su mundo de color rosa, todo aquel horizonte rosado, se volvía del color natural. El centeno, amarillo. El sol adoptaba su color original. Ella ya no era rosa, era ella. Todo, todo lo que le rodeaba, del color natural se volvía. 

Preguntóse qué pasaba. Qué ocurría en su perfecto mundo. Su mundo de perfección, de felicidad eterna. Y se dio cuenta, de que ya no podía. No había marcha atrás. Se dirigió nerviosa a la puerta por la que entraba siempre a aquel mundo. Nada, estaba cerrada con llave. Golpeaba, gritaba. No podía tirarla. Nadie podía ayudarla. Su amiga Rosa, ya no era rosa. Era un simple manojo de flores. '¿Rosa, por qué me haces esto?' pensó Zoey llorando. Se dejó caer al suelo gris y triste, se secó las lágrimas. No podía volver a su presente, a su realidad. Y pasaron los días, y Zoey pasaba hambre. El frío y el calor se apoderaban de ella. Y un día, en el que Zoey había ido a aquella charca donde Rosa le había enseñado a pescar, ¡bingo! Pescó aquella preciosa botella. Una botella rosa, lo único rosa que vio desde hace ya mucho tiempo. La destapó y encontró una llave. Una amplia sonrisa se apoderó de ella. Fue corriendo a su puerta, y la consiguió abrir. 

Se encontró en el mismo lugar, solo que esta vez, en la puerta, pegado había un papel.

''Querida Zoey,
Preciosa, mejor dicho. Sé que cuando leas esta carta pensarás que porqué pasa todo esto. Verás, debido a tu irresponsabilidad con el control del sueño, te negamos la vuelta a tu realidad. Muerta estás desde hace ya cinco meses. Un infarto cerebral acabó con tu joven vida. Tranquila, pequeña Zoey, todo irá bien. No temas. No sufras. No te lo mereces.
Un cordial saludo,
Tu pasado.''

Zoey confusa, se inclinó y empezó a recordar todos aquellos momentos vividos. Se veía. Solo quería dormir y dormir. Ver a Rosa y contarle todo. Pero no, había muerto. Y finalmente, tocó el suelo. Un suelo frío y desgastado.


*

Hola preciosidades! :) Qué tal estáis? :) Bueno, yo bastante ocupada. Cuando no tengo exámenes, los trabajos y los deberes, se encargan de tenerme en línea. Esto es lo causante de mi ausencia por todos vuestros blogs y por el mío. Siento de verdad no ser constante como antes, pero la vida es así. Cumbres y  bases. Y hablando de montañas, esta semana mi padre se va a escalar en Argentina el Aconcagua (6.962 metros, Andes) y sinceramente tengo miedo. Es escalador, de hobby mejor dicho, pero tengo mucho miedo de que pase algo. Ya tuvimos un gran drama la última vez que fue a escalar. Se rasgó todas las manos y vino con vendas. Obviamente, dijo que eran simples rasguños, pero luego, el médico le dijo que tenía un principio de hernia en la espalda... Sé que puede parecer un motivo un poco tonto de preocupación... Pero tengo miedo. Es muy alto este pico, y tengo miedo. Cuando fue a escalar hace unos años, vino con una historia que me impactó mucho.

Él y su guía, iban por el camino atados con la cuerda de seguridad. A los dos lados había un terraplén, vaya un señor precipicio. Delante, tenían otros escaladores, pero menos experimentados. Y de repente, vio cómo en pocos segundo, el de detrás se caía a un lado, y el que iba delante, se tiró al lado opuesto. Vio cómo los dos hacían una balanza, y cómo consiguieron salvarse las vidas. Obviamente, les ayudó a recomponerse. 

Bien, bueno, es el resumen (muy resumido) de aquella experiencia dramática. Ver cómo dos personas estaban al filo de una muerte. A mi, me dio miedo. Y bueno, ahora tengo un miedo a que le pase algo... A demás, va a ir veinte días, con lo cual, más posibilidad de peligro. Aunque según él, no, ya que todo irá más despacio y no habrá complicaciones... No sé yo... 

Y bueno, finalmente (siento mi pequeño discurso temerario), quiero deciros que esta historia de Zoey, es medio inventada, medio basada en una historia de un libro que me contó una amiga, y espero que me diga pronto el título del libro para poder devorarlo. Espero que no os haya sido un tocho de entrada... xd 

Un millón trescientos mil eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeurooooos, Digo, BEEEEEEEEEEEEEEESOOOS.
Os quieeeeeeeeroo pequeñiitoos ^^

(Posdata: Prometo pasarme este fin de semana por todos y cada uno de vuestros blogs sin excusa alguna. De verdad. TT)


23 nov. 2011

-Sacudidas inevitables

Y sé que todo aquello es lejano, que duele recordarlo. Retrocedes en el tiempo, tiemblas. El pasado es borroso pero, cual niebla, ésta siempre se despeja. Y aquí estamos. Te ves a tí misma en aquella situación, y quieres gritar. ¿Pero, qué haces aquí? Todo es demasiado raro. Y quieres irte, y cuando ya te has ido, quieres gritar. Haces signos. Mil signos incomprensibles. Y te desesperas. Finalmente, gritas. Gritas alto, muy alto. No puedes parar. Pegas al yo del pasado, pero nada. No pasa nada. ¿Eres invisible? No, no eres invisible. Hay un cristal. Estás rodeado de cristales. Tu te ves, pero tu pasado no. Te desesperas aún más. Vuelves a gritar. No paras. ¿Te has vuelto loca? Un dolor insoportable corta tus gritos, tus súplicas. Ya está, te quedas sin voz. Se rompen cada una de tus cuerdas vocales, y ya no puedes hacer nada. Un sonido cortante concluye el proceso. Te tocas el cuello, y te duele. Te duele a morir. Quieres irte. Intentas con todas tus fuerzas irte, no puedes. Y ahora, por el dolor y la jodida angustia, arañas los cristales. Te haces daño en las manos, sangras. Golpeas el cristal sin ton ni son, sin pensar. Sólo quieres irte. Todo tu cuerpo arde. No puedes parar de sollozar. Parece que todo tu cuerpo y alma se han revelado contra ti. Sientes que te han pegado una paliza en todo el cuerpo. E intentas volver al presente, al maldito presente. Pero no puedes. Estás encerrado en una caja, una caja de cristal del tamaño de tu cuerpo. Ves todo lo que hiciste, lo que hace tu yo pasado. Y siguen hiriéndote. Sientes que el cristal se te pega al cuerpo, como un traje de neopreno y casi ni respiras. Mientras tanto, te sigues viendo. Haces cosas que no deberías. Te arrepientes e intentas decirte que no lo hagas. Que dejes de hacer éso. Que no hables, no. Y ves cómo meses, pasan deprisa y corriendo ante tus ojos. Y sigues recibiendo palizas. Estás llegando. Llegas al punto en que todo lo que no deberías haber hecho, colapsan. Y revives ése momento. Ya no hay vuelta atrás. Una sacudida inevitable te invade, y la caja de cristal en la que estabas se desploma, al igual que tu cuerpo. Y, llegando a la gota que colma el vaso, aquella caja, se rompe en mil pedazos, rebotando en todo tu corazón y tu cuerpo. Tu alma está herida. Y ¡puf! Un ruído sordo invade tus oídos, aprietas tus manos contra ellos, intentando amortiguar el sonido. Pero perdura, perdura demasiado tiempo. Quieres escapar.




Y ya. Ya estámos de vuelta. ¡Buenos días, Presente! Y te das cuenta de que lloras. Que lloras, lloras sin parar. Sientes las mejillas ardiendo, te escuecen como el ácido sulfúrico recorriendo cada milímetro de tu rostro, que ahora pálido, se esconde bajo tu pelo. Te quemas. Y no puedes dejar de llorar. Nadie puede ayudarte. Solamente estás tú, y sólo tú. Te tocas las manos, y ves que no hay signo de haber sangrado, ni un simple arañazo.En cambio, te duele todo. Y tocas tu cuello, intentas hablar. Sí, aún tienes voz, pero es ronca. ¿Será por el llanto, o por la ruptura de tus cuerdas vocales? Y sigues llorando sin poder controlar tu respiración entrecortada, no puedes relajarte. No puedes. Tiemblas, no paras de castañear los dientes. Te abrazas a ti misma, pero no cesan los escalofríos.Y piensas. Piensas que estás loca. No, lo he vivido. Lo acabo de vivir. ¿Estábas conmigo, verdad?  Lo has intentado, ¿es lo que cuenta, no? Pues no. Las heridas siguen, perduran en tí. Joder. Dejadme ya en paz. ¿No basta con haberme destrozado? Ya sé que lo hice mal ¿y?


Deja de perseguirme, que yo no te he hecho nada. ¿O sí? Bueno, ya está. Se acabó, pasemos página. Pero cómo pesa. ¿Desde cuando pesa tanto una simple hoja de papel?

¿Qué son las palabras?

Y tán sólo os dejo esta canción. No tengo palabras, simplemente, escucharla. Espero que os llegue al corazón, como ha hecho conmigo, y con otras miles de personas.


Chris Medina, participó en American Idol 2011. Pasó la primera fase, pero en la siguiente, fue eliminado. 
Juliana, su novia, y él  están juntos desde hace 8 años. Dos años prometidos, y él le prometió que después de dos años, se casarían. Pero en octubre (no estoy segura si oí bien) de 2009, tuvo un accidente. Sufrió un 
derrame cerebral/parálisis cerebral (no sé bien cuál de los dos es el apropiado en español.). Ella estaba en coma, pero Chris siguió con la esperanza de que ella se recuperaría y despertaría, aunque los médicos le decían que no iba a despertar. Ella, despertó. Ahora, él y la madre de Juliana, cuidan de ella. Él decidió cantar para ella y le escribió ésta canción que me conmueve, no sólo por la historia, si no por todo el amor, y valor que contienen éstas palabras. Al día siguiente de que fuera eliminado, Chris, subió a YouTube ésta preciosa canción. A las pocas semanas se convirtió en un temazo. 
Yo, desde marzo, más o menos, que la escucho. Nunca me canso, la escucho, la escucho y la vuelvo a escuchar.  Doy todo mi apoyo a Chris y a Juliana, y espero que no se complique más la situación.



21 nov. 2011

Como las golondrinas, del poema de Bécquer.

¡Hola! ¿Qué tal estamos? :)

Bueno, que hay mucha cosa que explicar...
Primeramente, que sigo escribiendo en ''Simplemente, adicción.'' y que espero publicar ya, que no quiero prolongar tanto... Después... Que ah, si, que ando muy corta de tiempo, e intentaré pasarme por vuestros blogs en cuanto pueda... 


Que... Bueno, si! Que como avisé en la anterior entrada... Estaba empezando con una historia sobre el 11M. Quiero avisaros que todo es fruto de una imaginación borrosa y bastante triste... No habla sobre ninguna historia en particular, ni de ninguna persona que conozco... O sea, que no esperéis una historia muy... ¿Cómo decirlo? Bien escrita. 


Bueno, como espero que muchos sepáis hace casi 8 años que en Madrid, se produjeron una serie de explosiones en cuatro trenes, para ser exactos, 10 explosiones en menos de 4 minutos. Fallecieron 191 personas, y quedaron heridas 1858. Escuchando una canción que me conmueve, decidí escribir sobre éste atentado... No está acabada, pero no tengo nada más que publicar y bueno, a demás, se me ha borrado más de la mitad por culpa del internet, que casualmente, se me bloqueó en el peor momento. Aún no sé qué nombre ponerle, pero aquí esta un trocito.

Atocha- Madrid.
Y tan sólo me bastó un segundo para saber que él iba a ser la persona adecuada. Aquella persona que esperaba desde hacía 19 años. ¡Sabéis?Lo conocí aquella misma mañana. Ése 20 de septiembre.




'Llego tarde, mierda. El primer día de universidad y ya llego tarde.'' . Apresuré mi tacita de café con leche, o mejor dicho, mi tacita de leche con café y salí corriendo del piso. Bajé a zancadas los escalones, saltando los últimos tres peldaños. Si mi madre me hubiese visto, hubiera dicho que, cuidado, que me caería y no quería llevarme tan pronto a urgencias. Pero no podía pensar en ése momento en que si me rompía una pierna. Llegaba tarde y punto. No había nada peor, que llegar tarde, el primer día, para dar mala impresión y quedarse con el mote de ''La chica esa que llega tarde.'' No, es que me negaba. Entre pensamiento y pensamiento, me había dejado el bolso en mi nuevo pisito del centro de Madrid. Bien, qué día más genial. ''¿Y ahora qué? ¿Que me parta un rayo, no?'' Alcé la vista al  cielo por el portal, esperando alguna respuesta, pero nada. ''¿Me he dejado la tostadora encendida?'' No, eso era imposible. Había desayunado poco, mejor dicho un pequeño bollo y punto. Llegué al piso, y menos mal, que tenía la manía de dejar siempre una llave de repuesto pegada. Pegada detrás de la primera barra, de la barandilla del ascensor. Abrí la puerta y cogí el bolso, y por supuesto, que me aseguré de que nada estaba peligrosamente encendido. Volví a dejar la llave pegada y bajé de nuevo a toda pastilla.




Por fin llegué al portal. Abrí rápidamente y eché a correr. Había muy poca gente, pero me bastó ésa poca gente para atrasarme aún más. De mi casa a la estación había unos 10 minutos, pero con el insoportable flato, y que los auriculares se me caían cada dos por tres de los oído, tardé 15 minutos. Llegué sin aliento a la estación. Madre mía, qué lejos quedaba... Aunque, era más rápido que ir hasta el metro, según mi padre.. Llegué. ¿Cuál era mi dirección? Bien, la encontré. Cantoblanco Universidad. Dirección, Alcobendas de San Sebastián de los Reyes, C-1. Fui corriendo en esa dirección y por suerte, el tren no había marchado. Madre mía. Entré al vagón y no había ni un sitio libre. Pero por suerte, encontré un sitio en otro vagón. Y madre mia,  lo vi. ''Es él''- pensé. Sí, tenía que ser él.


Me dejé caer en el asiento más cercano a él. Qué guapo era. Estaba leyendo un libro, del cual no conseguí ver el título. Sin poder respirar, entre la carrera que dí, y con el corazón saliéndose de mi corazón, conseguí llamar a Alicia. ''Pí-pí-pí. Buzón de voz. Deje su mensaje después del pitido.'' ''Alicia, soy yo, Sofía. Oye, que llego tarde... Tengo un problema con el tren. Hasta luego.'' Colgué y sentí dos canicas mirándome. Alcé la vista sigilosamente, y lo ví. Me estaba mirando, que guapo. Sentí cómo mis mejillas se calentaban cual huevo frito en una sartén. Bueno, no soy muy buena con las comparaciones, y no sé como describir lo que sentí en aquel instante. Sólo sabía que estaba rojísima, cual tomate.


''No, Sofía, no. No puedes distraerte. Los chicos ya te han puesto la vida demasiado patas arriba y no puedes permitirte a éste chico. No. ¿Acabas de romper con Jorge y ya estás pensando en otro? No, no y no. ¿No recuerdas que hace menos de tres días llorabas a rienda suelta, agarrada a una caja de pañuelos? Venga ya. Contrólate.''- me repetía mi conciencia. Pero no le hice caso.
-------------
*Jajaja, siento las comparaciones tan cutres, pero es que me tentaron, cual chocolate tienta al hambriento apetito. Lo siento, no me venían otras comparaciones posibles... 
(Qué ganas de comparación.)*

20 nov. 2011

Día de Acción de gracias. Adelantado;)

Buf, pues no sé por donde empezar... Cada día me dibujáis una sonrisa en la cara, sois increíbles :3!  La verdad, aún no pude agradecerlos todo lo que hacéis por mi, aunque no lo parezca, me ayudáis día a día. Me dais siempre un empujoncito para acabar el día :) No sé cómo agradeceros todo lo que hacéis, de verdad. Siento repetirme, de verdad jajaj:$
*
Primeramente, el otro día, el 15 de noviembre, una personita muy simpática y majísima me otorgó mi primer premio ^^. Muchísimas gracias, Chloe, guapísima. Me encanta tu blog, es super especial^^ 
Reglas:
Responder a unas pequeñas preguntas:
1. ¿Hace cuánto que escribes?
Pues, digamos que escribir empecé a los 5 añitos en primaria... ;) Jaja, bueno empecé seriamente a los 13, motivada por una amiga mía que seguramente ya habré hablado de ella anteriormente. Pero antes de éso, pasé por la fase de hacer minilibritos para mi familia
2. ¿Comentas los blogs de las que te comentan o de todos los blogs que sigues?
Digamos que prioritariamente a los que me escriben, ya que es lo primero que me aparece al abrir mi escritorio. Además, así conozco mejor a quien me escribe y lee cada día. Pero, en general, intento comentar a todas las entradas nuevas de los blogs que sigo.
3. ¿Realmente te sientes comprometida con tus seguidores?
Hombre, les debo mucho a ellos, ya que con sus pequeños comentarios consigo seguir adelante. Son una gran ayuda y a demás, sin ellos jamás habría llegado hasta aquí. Bueno, yo empecé con el blog simplemente para desahogarme, pero vi que a la gente le gustaba, y aquí me tenéis.
Y finalmente le otorgo este premio a:

Después, me gustaría agradecer a Lacrime Nel Buio por otorgarme este premio ^^ Muchísimas gracias guapísima:) 


1.Nombra a quien te ha premiado y a su blog:
2. Premia a 10 blogs:
3. Escribe tres mentiras y tres verdades:
Mentiras-
1. Saco buenísimas notas en las ciencias.
2. Me gusta la oscuridad.
3. No me enrrollo nada.
Verdades-
1. Muchas veces, me río sola por nada.
2. A veces, finjo que hablo por teléfono con alguien para no sentirme sola. (Jajaja:$)
3. Les debo mucho a mis seguidores.
*
Y, finalmente, pero no meenos importante... Quiero darle las gracias a mi pequeña hermanita^^ Sé que nunca leerá esta entrada, pero la quiero muchísimo... Quiero que sepa que siento si alguna vez me desespero ayudándola con los deberes. Que también quiero que sepa, que muchísimas gracias por comprarme por mi cumpleaños, y con su pequeña paga éste libro, que me apetecía bastante comprarme, y que al final no pude... Donde los árboles cantan.
Te quiero Panolini (cariñosamente) ♥ 
*
Un pequeñiito paréntesis... Chloe, en el último comentario que te publiqué, me salió esto, y vaya casualidad! Es el nombre de la hermana de Anaís ;) Jajaja Uish, se me va la cabeza :$

Holaa! :) 


Hoy estoy extremadamente rara. Me he despertado y he decidido cambiar un poco mi blog, digamos, estilo y etc... No estoy segura de si hacerlo o no... 
También cambiaría la foto de los dos niños de ahí encima, que como bien sabéis es un poco cutrilla ya que no se ve muy bien... ¿Qué pensáis sobre el cambio? 


Me he levantado y he decidido ponerme a estudiar... Pero he hecho ya tres resúmenes sobre el Sistema Nervioso Central, y todos, pero todos, han acabado hecho añicos por mi rabia. No me apetece nada estudiar... Estoy completamente harta. De todo. Pero que todo lo que escriba tenga un aspecto asqueroso  y pocilgón. Pero bueeeno... ¿Algún consejito para no desesperarme tan facilmente? :3


Bueno! ¿Una cosa más? ¡Así! La próxima publicación de ''Simplemente, adicción.'' está casi apunto. Además, he decidido partir los meses así, tenéis algo de intriga...
¿Sabéis? Es una historia real, y por eso necesito tiempo para poder adaptarlo todo a la protagonista, Anaís. También necesito tiempo para descubrir, o investigar, más sobre las conversaciones que  hubo en la verdadera historia en la que me baso... No puedo deciros mucho más... Bueno, ahora necesito saber la puura verdad... ¿Tengo que especificar más en los detalles?



Bueno, sí. Que aparte de esta 'adaptación', estoy con una pequeña, o a lo mejor larga (todavía nosé como seguirá), historia sobre el 11M (los atentados en Madrid)... Había pensado en publicarla el mismo 11 de Marzo, pero no estoy segura si me acordaré, o sea que, ¿la publico en cuanto la acabe?


Otra cosa más... Si, si. He decidido ponerme en contacto otra vez con mi ex. ¿Qué pensáis? Sólo para saber qué tal está y todo eso... 


Bueno, y eso es toodo por ahoora.. :) Por favor, necesito opiniones, o almenos unas pocas para hacerme una pequeña idea.. !


Gracias,
Carmeen