te atreves a sonreír?

31 dic. 2011

AÑO NUEVO, VIDA NUEVA.-

¡SÍ PEQUEEEEÑOS! HOY ES 31 DE DICIEMBRE! 

Supongo que todos sabréis que se acaba el año! Qué taal están yendo vuestras vacaciones? Bueno, los que tengáis! Las mías no lo sé... Otra pequeña entrada programada xd! (programada el 22 de diciembre a las 20.58) Uish, que feliz que estoy ahora mismo jajaja! Que raro. Bueno,  a lo que voy! Que el día 2 estaré de vuelta con mis Navidades por escribir! :D Por fotos que colgar y bueno...  Y tan sólo en 14 días voy a buscar a mi queridiisimo y tan esperadísimo Nacho :3 ^^ qué feliz, qué feliz :D!!

Bueno, a lo que voy...

Me gustaría que todos los que me leáis este día penséis en los mejores momentos del 2011. De los mejores y de los peores.

Yo ahora mismo haré una lista de lo bueno y lo malo, ¿os apuntáis? Ponedlo en vuestro comentario! ;) Mínimo 3 buenos y 3 malos :Do

Momentos Buenos 2011.

  • El día 5 de enero. La fiesta de cumpleaños del padre de una amiga mía.
  • La noche del 31 de Enero. :) 
  • El día que me hice mi primer blog! (los que queráis verlo: http://morenna-ca.blogspot.com/, aunque es un poco, muy, caca)
  • Todo el mes de mayo hasta el de junio.
  • Las dos semanas de verano en Inglaterra con mi mejor amiga!
  • Puente de octubre. Semana de Halloween en Madrid con otra mejor amiga!
  •  Éstos últimos mesecitos que he estado en este pequeño blog !
Momentos Malos 2011.
  • El día 2 de Julio
  • El 21 de Agosto
  • El 6 de septiembre y al semana aquella hasta el 31 de octubre
  • La semana del 16 al 21 de diciembre (exámenes)
Bueno... Eso es todo, creo!! :D La verdad, es que lo bueno y lo malo, se acompañan.. pero bueno!

FELIZ AÑO 2012! MUCHA FELICIDAD! QUE VUESTROS DESEOS SE HAGAN REALIDAD ! Y ESO PRECIOSOS ^^

Os quiero <3

Carmeen-

siento repetirme de fotos jajajaj!

25 dic. 2011

Simplemente, adicción.- (5)



FELIZ NAVIDAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAD! ¿Qué día es hooy? 25 de diciembre FUM FUM FUM! :D

Ya estoy en Venezueela! Pero nooo, no. Esta entrada estuvo programada el 22.12.11 a las 20:31. Jajajajaj Bueno, a lo que voooy... Ésta es definitivamente la última entrada del año 2011! A NO SER QUE..... 

Tengáis un regalito el 31.12.11 :D Ya veré que os preparooo... Pero hasta eso... Me gustaría saber qué estoy haciendo ahora mismo en Venezuela jajajaja! Bueno, pero qué digo... A ver... Sisi! Que os deseo una FELIZ NAVIDAAAAD ! Y como regalito chiquitiiito, os dejo...

Sí pequeeeños... Os dejo un pedazo regalo! Podéis leerlo cuando queráis, como si no lo leéis jajaja porque es bastante larga y densa... Es el final del mes de NOVIEMBRE! Sí, de Simplemente, adicción. Bueno, precioooosos! me voy, que tengo que acabar la maleta y hacer tooodos los preparativos y descargarme música y luchar contra Ares, que me va fataaalmente fatal y blahblablah y todo ese roollo, ya que mañana, osea el 23 ya que me vendré a Venezuela. Jajajajaj que lío... ¿No? 

Os quieeeeeeeerooo al 101%! 
MILLONES DE BEEEEEEEEEEEESOS! :D

Carmeeeeeeeeeeeeen xxxx

(Posdata, la foto es cutre, pero que no sé que poner...! Lo sieeeentoo! hasta creo que ya la puse antes en el blog!!)




-NOVIEMBRE (Parte 2)

-Mamá, ¿qué te pasa?- Le pregunté preocupada.
-Nada, cariño…- Y vi cómo sus ojos llenos de vida, estaban caídos. Mi preocupación se hizo más grande aún.
-Mamá, ¿de verdad? Te veo muy mal…

-No tranquila, solo un pequeño bajón. Nada más.

-Bueno, que sepas que puedes contar conmigo mami…- Mientras que me levantaba de la silla, mi madre me cogió el brazo. Y me dejé llevar. Volví a sentarme.- ¿Qué pasa?

-Anaís,- hacía muchísimo tiempo que mi madre no me llamaba Anaís, bueno, al menos me lo pareció a mi. La verdad es que nunca me llamaba Anaís, menos cuando es para llamarnos a la familia entera.- estoy...- Tardó en decir aquella horrible palabra.-enferma.- Y finalmente, sus ojos cansados, cedieron. Una sonrisa débil asomó por su precioso rostro. Nunca había visto lo guapa que era. Sus ojos se elevaron con la sonrisa, y al segundo, vi cómo se inundaban. Le apreté la mano, y me levanté. Mis piernas flaquearon, tuve miedo, pero debía mostrarme fuerte. Me dirigí a ella y la abracé con todas mis fuerzas. – Cariño, no te preocupes por mí. Eres joven. Vive la vida, no la malgastes.- dijo mi madre entre lágrimas.

-Mamá…-Y ya no pude soportarlo más. Aquella imagen, mi madre llorando y diciéndome aquellas palabras. No. Mi mente, se imaginaba cosas horribles. Y yo ya no podía cesar de llorar.

-Anaís, no llores. Estoy bien, un poco enferma, pero bien. Venga, no llores cariño.


Y me enjugué las lágrimas que aun así, seguían saliendo sin parar. Quise hablar, pero un bulto seco impedía que mis cuerdas vocales sacaran nada.

-Anaís, ya está. No es para tanto cariño…- Dijo ella sin poder ocultar aquel tono de voz preocupado y triste.- No se lo digas a nadie, ¿vale? Ni a papá, ni a Friné. No quiero preocuparlos… No quiero que estén igual que tú, y tampoco quiero que llores tanto por mí. O sea que alegra esa carita, y dame tu mejor sonrisa, mi vida.

-Pero mamá...- intenté sonreír, pero más bien, me salió una cara poco alegre.- ¿Qué tienes?- Dije, intentando tragarme aquel bulto de la garganta.
-Cariño, eso es lo que menos importa... No se lo digas a tu padre ni a Friné. Por favor, Anisita.- Me volvió ha hablar como siempre, eso me puso aún más triste. Nadie podría decirlo como ella. Ella era especial... Era mamá. Pero por qué no quería que lo supieran papá y Friné... Qué raro.
-Vale, mamá. Te quiero.- Le di un beso en la mejilla, y sentí cómo estaba húmeda.

Al día siguiente, Mitt me despertó con un ladrido inhabitual. Mitt. Mitt, mi pequeño westie. Cada día nos sorprendía aún más. Friné le había enseñado estos últimos meses cuál era su lugar para hacer sus necesidades, y no por todos lados. Mis padres y yo, nos reíamos mucho de ella, y con ella. Se sentaba encima del papel higiénico que había al lado del radiador, y copiaba a Mitt. Éste le miraba con tal cara, que parecía de película. Me sentía mal conmigo misma. Mitt era de todos, y yo, sin embargo, había estado al margen completamente. Sentí una especie de déja vu, pero que aún no se ha vivido. Toda la vida de Mitt pasaba rápidamente por mi mente. Desde que lo adoptamos hasta el fin de su pequeña vida. Yo casi ni salía… Sentí un vacío, que jamás había sentido antes. Y no era el típico vacío de, ‘’no tengo novio’’. No, no. Era un vacío de simpatía, de amor familiar. No sé bien cómo describirlo. Y decidí dedicarme un poco más a él. 

Mitt me despertaba todos los sábados a las ocho de la mañana, y sinceramente, aquellas horas, para un sábado después de ir de fiesta, era agotador. Bajé las escaleras, con Mitt en brazos. Al parecer, yo era la única que podía sacarlo de paseo aquellos días tan heladores. 

Una escena, ya típica, se hacía cada noche en la cena.
-Cariño, ¿estás bien? Te veo mal...- Decía mi padre mientras que ponía la mesa. Mi madre se hacía siempre la tonta cuando mi padre se lo preguntaba.
-Nada Álex... Es sólo este mes, que me deprime un poquito.-  Cuando mi madre decía eso, me ponía triste, ya que aquel mes era el de mi cumpleaños, pero yo sabía que no era por eso. Además, a ella siempre le ha encantado noviembre, dice que es un mes muy romántico, ya que suena a ''Novi-embre''. Me refiero, a que sonaba a novio, o novia. Pero bueno... Seguido de ésa frase, mi madre siempre me miraba de reojo. Yo le sonreía. Yo sabía que no podía decir nada, se lo había prometido. 


Los siguientes días, pasé más tiempo con mi familia, y con Mitt. Lo sacaba a pasear y me lo llevaba cuando quedaba con mis amigas. Así, se cansaba y en casa no daba tanto la lata, con que si la pelotita, que si la chuchería, que si sácame a pasear... Pero lo quería, con toda mi alma. Un pequeño hermano. Trajo tal alegría a casa. La felicidad, no se peleaban tanto mis padres con mi hermana, y yo podía 'estudiar' en paz.

Darío ¿Qué decirte de Dario? Sí, seguía hablando con Darío. No volvió a sacar el tema del embarazo de su novia... Pero yo ya me iba olvidando, la verdad. Me daba igual lo que hiciera aquel chico. No lo conocía, y aquello, no me debía de afectar, ¿no? Conseguí convencer a una amiga mía, Inês, para que también se hiciera una cuenta en Habbo, y ésta, también se aficionó a este curioso juego. Todas las tardes, nos conectábamos. Hablábamos por ahí, en vez de por el MSN. Le presenté a Darío, y se hicieron enseguida amigos.


Mientras tanto, había conocido a un chico nuevo, llamado Javier. Éste tenía 16 años y era sinceramente simpático. Era el típico chico que intenta ligar contigo. Te enreda, te pone de los nervios, tienes ganas de darle dos pequeñas ostias, o simplemente, matarlo. Pero en el momento adecuado, te dice que lo siente, acompañado de un corazón o una cara sonriente. Te hace caer en sus redes, y lo vas queriendo, pero le odias por cómo es. Pero lo quieres. Lo quieres, quieres tenerlo contigo. A tu lado... Sí, ese tipo de chico era Javier. Y no lo soporto, pero siempre caigo en las redes de los que no me convienen. Tuve miedo, miedo de que me gustara alguien por ese juego tan infantil. Pero ya no podía hacer nada, Javier ya estaba bailando en mi mente, pero no quise decir nada.


Inês, tuvo un novio bastante majo, en Habbo, que jamás llegué a conocer, ya que éste desapareció después de unas semanas. Sé que a Inês le hizo daño, psicológicamente, claro está. Pero le hizo daño. Y eso no se hace. No se juega con los sentimientos de la gente... No le respondió, no se conectaba, e Inês acabó harta. Y cortaron.


Inês, Darío y yo hablábamos en mi casa, o en casa de Darío. Siempre.  Darío nos comentó que un amigo suyo también tenía Habbo. Concretando un poco más su mejor amigo, Jaime. Lo más curioso era que, bueno, al menos es lo que me parecía a mí, que Darío y Jaime eran iguales. Nunca hablaban al mismo tiempo, y no sé por qué tuve un mal presentimiento. Siempre hablaba uno, y el otro contestaba después. Pensaban lo mismo... Eran iguales. Pero lo dejé salir de mi mente, ya que si son mejores amigos... Y  me olvidé enseguida. 


Me olvidé por completo de pasar tiempo con mi familia. Me olvidé de mi madre. Mi padre estaba también bastante raro, pero lo cubría con un humor bastante normal. Friné era tan sólo dos años más pequeña que yo. Pero era muy, muy infantil. Friné y yo casi ni hablábamos. Me sentía mal por una parte, ya que Friné y yo, de pequeñas, jugábamos sin ton ni son con las muñecas, mezclando mundos, con perros de juguete, Barbies, ponis, y hasta con animales de madera. Nos vestíamos, nos disfrazábamos, montábamos colegios y escribíamos miles de veces en una hoja pequeña, un‘examen’ para nuestros alumnos, los peluches. 


Ésos recuerdos hacían que me sintiera un poco mal conmigo misma, y decidí hablar más con ella. Cada vez que intentaba entablar conversación con Friné, ella me decía:


-Anaís, ¿estás bien?- Decía con una voz preocupada.

-Sí, ¿por qué debería estar mal?- Dije, haciéndome la sueca.

-Nada… No sé, pareces otra.

-No… Qué va, sigo siendo la misma, pero con los exámenes y éste nuevo curso…- Sinceramente, no me había puesto a estudiar seriamente desde septiembre.


Nos dieron los boletines de noviembre. Como había supuesto, cuatro suspensos. En mi colegio, el aprobado era un 6, y eso me parecía muy injusto, ya que mientras que el resto del mundo aprueba con 5, yo tenía que hacer un esfuerzo mayor, para llegar a ser ‘lo mismo’ que el resto. Biología, 5.5, química, 4, física, 5.5, y matemáticas, 5. Mentía a mis padres, les decía que estudiaba, y en realidad estaba pegada al ordenador. Decían que me entendían, que aquel curso era difícil. Que yo estudiaba mucho, y que me esforzara para poder pasarlo.


Mi cumpleaños se acercaba amenazador. Y yo no sabía que hacer para celebrar mis esperadísimos catorce. Decidí dejarlo como ‘asunto pendiente’ y así, tener más tiempo para organizarlo mejor. 

25 de noviembre de 2010. Llegó el día. Mis esperadísimos 14. Ni Darío ni Javier, me felicitaron. No me importó. Bueno, que Javier no me felicitara, me daba igual. Nunca le había mencionado cuándo era mi cumpleaños, pero, ¿Darío? A Darío si se lo había dicho. Y éste no me felicitó. Qué falta de cortesía.

- Anaís, joder, lo siento...- escribió Darío.
- Me da igual, que te den.- le dije cortante.
-Vaaamos, no os peleéis, que es el cumpleaños de Anaís!- dijo Inês intentando poner calma.
-POR ESO MISMO.- dije yo, ya explotando. y me fui a mi sala. Aparté el ordenador y me tiré en la cama. Qué asco de cumpleaños. No me gustaban mis cumpleaños, y menos entre semana. Pero aquel día, sobrepasaba mis límites. Todos felicitaron por obligación. Se enteraban de que era mi cumpleaños y me regalaban su sonrisa más bonita, pero más falsa imposible. Me felicitó gente que no conocía de nada, sólo porque veían que alguna que otra persona me había dado un abrazo enorme a la vez que gritaban con todas sus fuerzas: ''FELICIDADES ANAÍS!''. Qué futilidad. Qué gente mas asquerosa.

En cambio, mis mejores amigos, los de verdad, me sorprendieron... No me esperaba aquello de ellas. Tan sólo unos simples 'felicidades guapísima' y 'por fin 14 mi amor!'. Yo flipaba... Pero bueno, siempre había odiado mi cumpleaños, aunque me emocionara.


Pero volvamos a Darío. Vaya amigo estaba hecho. La de consejos y consejos que le había dado en lo que le conocía, y ¿él? Cero aportaciones, cero consejos, cero ayuda. Inês, me ayudó, como siempre, e hizo de intérprete entre Darío y yo. Yo me negaba rotundamente a hablarle, y al parecer el tampoco se dignaba ni a llamar a mi sala. Finalmente, Inês consiguió que Darío me diera alguna que otra explicación por su comportamiento tan casanova. Al parecer se había peleado con su queridisima novia, y la tomó conmigo. Pues vamos bien, querido, vamos bien. Al final, llegamos a un punto en común. Que él era tonto, y que lo sentía. Bien, íbamos avanzando.


-Anaís, explícate. ¿Cómo que te emociona pero lo odias?- Dijo Sara, otra vez. ¿Pero no sabía estarse calladita?
-Pues, que...- Me había pillado...- Pues, a ver. Siempre espero mi cumpleaños como el día más especial del año... Pero sé que mi subconsciente me engaña, y vuelvo a la realidad. Odio mi cumpleaños. La gente se vuelve rara, te mira con una cara entre compasión y felicidad, que yo sinceramente, no entiendo por qué...- dije intentando acabar pronto.
-Ah, bueno Anaís, eso es típico en gente como tú...- ¿Qué? Me quedé mirándola fijamente, ¿a qué se refería con 'gente como tú'? ¿Que era rara? ¿Una persona marginal? Pero qué pamplinas, ella no me conocía.- A ver Anaís, déjame explicártelo, ¿vale? No me mires con esa cara de búho.- Encima me llamó búho.- Me refiero a que eres una persona tímida y sensible, que prefieres que la gente con la que no sueles ir, se olvide de tu cumpleaños porque no te comprometen a nada. Y prefieres que la gente que mejor te cae, te felicite de corazón. Te entiendo, yo de pequeña era así...- Se paró y miró al suelo. Sara parecía un poco triste de aquel hecho.- Pero bueno, Anaís, sigue, que siempre te estoy interrumpiendo, lo siento.
-Ah... vale... No Sara, tranquila, no me importa que me interrumpas...- mentira.- ¿Por dónde iba?

Pero, aquel fin de semana, mis amigos y yo quedamos en el Cincuentenario (el parque donde solemos quedar, vaya). Yo, como siempre, llegué tarde. Iba vestida bastante mal. Unos vaqueros, unos botines y una sudadera de GAP azul oscura. Me daba igual, total, era una quedada normal.


Cuando llegué no había nadie. Toda la parte de la fuente estaba vacía. Ni los bancos de los lados, ni el césped, ni los cañones, estaban ocupados. Algo raro en el Cincuentenario. ''Bip-bip.'' Me pegué un susto. Mi móvil. Estaba en el bolsillo trasero y claro, en aquel lugar tan desolado y que de repente se oiga un ruido que provenga de mi espalda, ¿quién no se asustaría? Cogí el móvil.


''Anaís, donde estaaas? Estamos en el arco, vaamoos! Que hemos quedado! Aligera!'' Inês. Bien, encima que intento llegar puntual, me echan el discurso del rey. Ale. Recorrí medio parque, y llegué al arco. No había nadie. Ya me empezaba a molestar este asuntito. ''Bip-bip''. Esta vez se van a enterar. 


''Anaís, donde estaaas? Estamos en el otro lado del arco, vaamos! Cerca del GG!!! Corre, que hemos quedado! Aligera!'' El ''Grand Gaufre'' era un camión con gofres y tal, que siempre estaba en el mismo sitio. Ese gofrero me trajo mil recuerdos. Malos momentos, buenos y algunos, aburridos. Me dirigí al 'GG', y miré hacia atrás. Me estaba empezando a mosquear pero bien. No había nadie, en un día de noviembre, encima soleado. Que yo supiera, no era época de exámenes. Vi que me había recorrido más de la mitad de todo el parque, que ya es bastante grande. 


Llegué al lugar en donde, normalmente, se situaba el GG. Ni rastro. Vale, ya me habían enfadado. ''Bip-bip''. Esta vez ni me digné a mirar el mensaje. Las llamé. A Inês, a Irene, a Lara. A Alexia y a Paula. A Jorge, a Isaac y a Álex. Ni uno me cogía el teléfono. Y finalmente, llamé al único que menos esperaba que me cogiera el teléfono. Jaime. Jaime... Un chico que me ha encantado siempre. Siempre. 


-Anaís! Que sorpresa que me llames... Donde estas?- Dijo Jaime. No supe qué decir, pero, ¿por qué me cogía él el teléfono? Mierda. Ya sabia lo que pasaba.
-Ahhh... Hola Jaime... Oye, sabes dónde se han metido éstas tontas?- Dije mirando a mi alrededor por milésima vez.
-Ah...- Parecía desilusionado.- Pues no, la verdad es que...- Se rió.- No.
-De que te ries?- Dije enfadada. Estaba harta, ¿por qué nadie me decía nada de utilidad?
-De nada... Donde estas?- Sentí unos pasos detrás mío. Me giré repentinamente.
-Ehm... En el GG, bueno, no está aqui, pero en su sitio...- Más pisadas.
-Ah... Bueno, oye... tengo que dejarte, luego hablamos! Te quiero grawr!- ¿Qué? Flipé en colores. Que me estaba contando... Sabía que Jaime gastaba bromas y era irónico, muchas veces... Pero aquella vez no supe si lo decía de verdad o no...
-Qué?- Dije, pero ya era demasiado tarde. Había colgado. Miré el mensaje de antes. Era de Inês, cómo no.


''Anaíiiiiiiis! que vengas yaaaa! Que hemos quedadoo! VAMOS CASTAÑITA!'' Leí. Vamos... Sabían bien que no me gustaba que me llamaran castaña. Vale, tenía el pelo castaño, pero oye, 'castaña' suena a comida, y 'castañita' suena a niña tonta. Me senté en medio del asfalto. No había peligro de que me atropellaran. Aquel paso estaba cortado. Después de un minuto en aquella posición de indios, me tumbé. Miré el cielo, y vi el Arco del Cincuentenario. Sí. Era precioso. Y encima con las nubes como las de Mario (el juego ese de Nintendos y pamplinas de niños) era increíble. Les hice unas fotos. Y me volví a sentar. me aburría. Eran las dos y media de la tarde, y tenía hambre. Dijeron que comería con ellos. Pero como no había nadie... Pues íbamos bien, íbamos bien. Miré al horizonte.


Alguien me agarró de la cintura, me elevó al cielo mientras que oía una especie de: ''Ajá!!''. Grité, di patadas en el aire. Estaba a punto de llorar, pero no podía. Tenía mucho miedo. ¿Pero por qué yo? Cerré los ojos con todas mis fuerzas, y sentí que esa persona me cogió en brazos. Empezó a andar, y yo le dí golpes. No quería abrir los ojos. Tenía miedo de con quién podría encontrarme. Sentí un calor en la cara. Sabía lo que era. Un intento de beso. Giré la cabeza. Di más patadas. Con el brazo que sujetaba el bolso, que menos mal que no lo solté ni un momento, le di varias veces. Él o ella no decía nada. Era seguramente un chico, ya que una chica no podría levantar a alguien y moverse. Me volvió a intentar besar. Yo me negué. Y mis lágrimas empezaron a correr a lo largo de mi rostro...


-¡Anaís! ¡Vaya! ¿Quién era? Dime, por favor, quién era.- Dijo Sara pegando un grito. Me asusté. Pero bueno... Tendría que acostumbrarme a que me interrumpiera tanto, es mi psicóloga, ¿no? Tiene que saberlo todo con pelos y señales.
-¡Ah, Sara! Me has asustado.- Dije, intentando que mis pensamientos no salieran a la luz.- Pues bueno, si me dejas terminar...
-Ah, si lo siento...- Dijo mientras que miraba las galletas.
-Coge, no me las comeré todas, además, en el bolso tengo más.- Señalé mi bolso con la cara.
-Vale, gracias.- Dijo mientras que cogía una.- Sigue por favor.


-No llores, mi vida...- Dijo una voz que me sonaba mucho. Abrí los ojos, pero lo veía todo borroso.- Vamos... No quería...
-Jaime eres idiooota! Te dijimos que la cogieras, pero no que la hicieras lloraar!- Dijo finalmente Alexia. Si es que me pasa solo a mi.


Jaime me dejó en el suelo. No podía creerlo. Mis piernas se sentaron en el suelo. ¿Dónde estaba? ¿Era realmente Jaime quien me había llamado mi vida? No podía asimilar tanta información. 


-Vamos Anaís! Que no es para tanto locaa!- Dijo Irene mientras que me abrazaba.- Mira, estamos en la luna, a tres metros bajo el cielo.- Y se empezó a reír. Se incorporó y me cogió el brazo. Tiró de mi, pero como no podía, la ayudaron Inês y Paula. 
-No me hace ni pizca de gracia! Me habéis dado la tardecita!- Dije mientras que miraba a mi alrededor. Estábamos debajo del arco. ¿Cómo no las había visto? Qué raro.


Lara, Isaac, Jaime, Jorge y Álex vinieron con bolsas enormes a donde estaba yo. 
-Vamos Anaísilla!- Dijo Lara.- Vamos a preparar el picnick.- Dijo mientras que se acercaba a la hierba soleada, seguida de los chicos.


Es que los tenía que querer. 


Sara me hizo unos gestos. Me reí. Qué maja que era. 
-Dime, Sara.- Dije mientras que reía.
-Explícame cómo son tus amigos.
-¿Físicamente o de personalidad?
-Pues... Como tú quieras.
-Pues de las dos formas... 


Inês es una de mis mejores amigas. Es alta, bueno, alta... Mide 1.71cm más o menos. Es una chica que siempre ha sido amiga mía. Nos conocemos desde los 6 años. Es una chica que lo tiene todo muy organizado, pero sabe pasarselo genial. Es divertida y tímida. Piensa que no es importante, pero para mí, lo es. Y mucho. Tiene el pelo rubio oscuro, y unos ojos azules que me encantan. Inês es mitad portuguesa, mitad española. Busca un novio guapetón... Y entre ella y Álex siempre ha habido un toque de misterio.


Irene es otra mejor amiga. Bueno, todas son muy amigas mías. Ella mide un poco más que yo. 1.70cm. Yo mido 1.65cm. Bueno, ella es una chica que es alucinante. Sabe bien cómo divertirse y sacarte una sonrisa cuando más las necesitas, y cuando no. Sabe mucho sobre mi y eso me gusta. Su pelo es también rubio oscuro, pero tiene los ojos marrones. Es española al 100%. Busca un novio.


Paula es tirando a bajita para lo que es mi clase. Mide 1.62cm pero tiene un corazón que no le cabe. No estamos en ninguna clase juntas, pero siempre que podemos, nos echamos unas risas entre clase y clase. Tiene el pelo castaño claro, pero no llega a rubio. Es mitad francesa, mitad española. Busca una pareja, como casi todos nosotros.


Lara es una chica a la que admiro tanto... Es alta, y mide 1.71cm como Inês. Es muy madura, y tiene una solución para todo. Sinceramente, no sé qué haría sin sus consejos. Es rubia, pero no ese rubio tan claro... Bueno, todas mis amigas son rubias oscuro, menos Paula y yo. Ella es mitad alemana, mitad española. Tiene un novio muy majo, pero viven muy lejos, y se ven cada mes. A veces va ella a Italia, o a veces viene él. Hablan en alemán, ya que él es alemán, pero como véis, vive en Italia. Un caso como el de muchos de nosotros, que tenemos que vivir en un país que no es el nuestro.


Alexia es una chica que todo lo que hace es perfecto. Sus notas no bajan del 8 y comparando con las mías... No comentaré. Es bajita, y bueno, no me molesta. 1.60cm. Es muy simpática, pero cuando defiende sus ideas, se vuelve una abogada de primera. También tiene el pelo rubio oscuro, y es española. Está en contra de toda relación. No es una chica que busca novio, que yo sepa.


Isaac.. ¿qué decir de él? Es mi mejor amigo. Puedo hablar con el sobre todo. Desde las notas, ya que él es igual de patoso en el instituto, hasta las cosas más obscenas que se puede uno imaginar. Es alto, y mide 1.76cm. Tiene el pelo negro, pero su piel es clarita. Es español completamente. Pocas chicas se fijan en él, ya que siempre está haciendo tonterías con mis amigas, y las demás piensan que tiene novia...


Jorge es como un hermano. Me ayuda en todos los asuntos de chicos, aunque suene raro, es especial. Es guapo. Sí. Pero no como mi Jaime. Tiene el pelo castaño y su piel es normalita. Ni blanca ni morena. Mide 1.78cm y ya es una buena altura para un chico de 14 años para los 15. Es mitad italiano, mitad español. Tiene un acento italiano, pero que poco a poco va desapareciendo. Atrae a muchas chicas, pero él se niega a toda mujer.


Álex es otro amigo mío, al que lo tengo como un hermano. Él e Isaac son los únicos dos chicos con los que puedo hablar de todo. Es digamos, un poco loco, pero es buena gente. Mide igual que Isaac, y a veces me pregunto si son hermanos. Él es de Cataluña, pero no es independentista, algo bueno, ya que Irene está completamente contra el Barça. No es pálido, sino al contrario. Es un chico de tez morena, muy morena.Y eso hace que todas las chicas se fijen en él. Siempre le ha gustado Inês, pero ni él ni ella, saben que se quieren. Sinceramente, ha habido momentos en los que parecían pareja, pero jamás lo han llegado a ser, una penita, ya que se llevan genialmente, y no me importaría que salieran juntos.


Y finalmente, está Jaime. Mi Jaime. Es mi amor platónico. Bromeo, juego y comparto cosas con él, pero jamás me he atrevido a nada. Es el más alto de todos, 1.82cm. Me encanta su forma de ser, de ver la vida tan positivamente, y siempre ir con una media sonrisa pegada a la cara. Es de Madrid, y algo muy curioso, es del Barça.


-Anaís, dijiste que no eras una especialista con los chicos... Menos con tu perrito Mitt...- Dijo Sara al acabar las descripciones rápidas de mis amigos.
-Pues... A ver, me refería en el aspecto del amor. Soy tímida, pero tengo amigos chicos. Pero ya ves, que con Jaime me cuesta...- Dije pillando una galleta. Iba a salir con cara de galleta de la consulta. Que horror.
-Bueno, ya tengo una idea de tus amigos. Sigue contando lo de tu picnick.


Empezamos a colocar las cosas y nos sentamos. Habían comprado en un puesto de Durum todas las salsas y condimentos que se podrían echar a una pita. Habían comprado bebidas, carne y la famosa pita en sí. Parecía un banquete.


-Jaime tío, qué loco estás... Como puedes echarle ensalada a tu durum...- Dijo Inês, que no soporta la ensalada, como yo. Jaime se rió.
-Pues echándola.- Dijo mientras que le acercaba la ensalada a la cara.
-Joder, que asco chaval! Aparta esto de mi cara!- gruñó ésta.
-Niños, dejáos de tonterías- dijo Jorge entre carcajadas. No pude evitar soltar una carcajada. Isaac empezó a reirse como siempre. Poniéndose rojo y sin poder respirar. Al final, acabamos todos riendo.
-Anaís, por qué le echas maíz a tu durum...?- Me dijo Paula riendo.- Ah, claro, que rima!
-Idiotaaaa!- reí y le tiré unos cuantos encima.
Todo era una ida y venida de risas y carcajadas. Al final, todos comimos felizmente nuestras raras combinaciones. 
-Jaime, qué le has echo a la pobre Anaís... Que venía llorando!- Dijo al final Álex.
-Joder tío...- Dijo Jaime mirándole con cara de asesino. Me puse roja, y bebí de mi fanta de naranja.
-No sé... Es que la pobrecita...
-Amhs...- Dijeron Irene e Inês al mismo tiempo. Todos sabían que me gustaba Jaime, pero ellas dos fueron las que montaron el puzzle al mismo tiempo. Sabían qué iba a pasar, y yo también.
-Tío déjame en paz! Quieres meterte en tus asuntos?!- Dijo Jaime explotando. Me miró y bajó la cabeza.- Lo siento si te he dado un susto...- Dijo mientras que sus mejillas se volvían del color del ketchup.
-Ah... No pasa nada. Tranquilo- sonreí. Me levanté y empecé a recoger la basura.- Voy a tirar todo esto. Ahora vengo.
-Esperame, te ayudo.- Dijo Jaime acercándose a mi. 
-Eh, esperaos!- Dijo Lara tirándonos unas servilletas. A continuación, una montaña de servilletas, vasos de plástico y cajitas con salsa llegaron hasta nosotros.
-Vale, quietos fieras!- Dije.

Jaime y yo nos dirigimos a la papelera más cercana...



-Espera, dame a mí las cajas de comida y tal, y yo te doy las servilletas y vasos de plástico.- Dijo Jaime dándome las servilletas y algún que otro vaso.
-Para qué?- Dije un poco aturdida.
-Pues... No sé- rió avergonzado.
-Vale... Toma!- dije riéndome. 'Qué guapo que eres hasta con basura encima...' Quise decirle, pero me contuve.
Tiramos las cosas a la basura poco a poco, intentando no mancharnos con algún resto de comida. 
-Oye, Anaís... Espera.- Dijo Jaime cogiéndome del brazo intentando que no me fuera.
-Dime.- Me dí la vuelta. Estaba muy cerca de mí... Sentía su respiración, sus ojos estaban enormes.
-Esto...- dijo poniéndose una mano en la nuca, y otra en la espalda.- Que estás muy guapa. 
-Ah... Vale. Gracias. Tú también lo estás.- Dije sonrojándome, pero me sentó mal. ¿O sea que todos los demás días estaba fea? Vale...
-Qué digo, me refiero, a que hoy vas muchísimo más guapa que los demás días...- Dijo leyendo mi pensamiento.
-Gracias!- Dije sonriendo.
-Oye... Esto es para ti.- Dijo sacándose del bolsillo una cajita negra.- Date la vuelta, Anisita.- ¿Anisita? ¿Cómo sabía mi mote familiar? Esto superaba mis límites. Mi risa tonta de ''me encantas, eres un cielo'' salió de mi. Me quise morir, pero me dí la vuelta rápidamente. Sentí una mano recogiéndome el pelo, y la ayudé. Me cogí el pelo, y rocé la mano de Jaime. Un escalofrío recorrió mi cuerpo. Y ahora, un colgante pequeño y discreto rodeaba mi cuello.- Ya esta...- Dijo Jaime cogiéndome la mano con la que sujetaba mi pelo. Me di la vuelta.
-Gracias...- Dije mirándome la mano aún sujeta por la suya.
-Ah, perdona...- Me soltó.
-Qué pone? Es que no he llegado a leerlo...- Dije sonriendo.
-Ah, pero que idiota que soy!- Dijo dándose en la frente.- Pone...
-No eres idiota, Jaime...- Dije interrumpiéndolo sin querer.-Perdona...
-Pone J-A.- ¿Qué? ¡No! No era posible...- Es una Jota de Jaime... Y una A de Anaís...- Dijo mirándome fijamente a los ojos.- No hace falta que llores... No me gusta verte llorar,- dijo. Es verdad, estaba a punto de llorar. Con la mano que seguía libre, me froté los ojos suavemente.- Quería decirte que te quería desde hace tiempo... Y no sabía cuando... Y creo que hoy era el día... Sé que es arriesgado, pero el calzonazos de Jorge, Isaac y Álex me convencieron... E Irene e Inês me acompañaron a comprártelo...- Intenté decir algo, pero Jaime siguió hablando,- ¿Quieres salir... Digo, quieres ser mi novia?- Dijo inseguro. Ahora sí que miró al suelo. 
-Cómo... Cómo es que te gusto?- Dije sin poder creérmelo.
-Amo tu forma de ser. De cómo te desesperas fácilmente, de tu carácter tan maduro e infantil. Amo tu preciosa nariz respingona, que sé que no te gusta. De lo pequeñita que eres. Tu inseguridad me enamoró en poco tiempo...- Dijo, y se me acercó.
-Y... Todas las chicas que han pasado por delante mío... Ésas que han estado con nosotros tanto tiempo... Qué pasa con ellas?- Dije arriesgándome.
-Ellas no llegan ni a tus tobillos. Ellas son chicas con las que bueno, me gustaban, pero tú siempre has estado ahí. No sabía que te quería. Pensaba que mi amor era pura amistad y cariño... Pero me he dado cuenta de que no. Me he dado cuenta que quiero tenerte como novia, no como mejor amiga, ni amiga.- Lloré.- No llores... Por favor...- Dijo, pero no tuvo tiempo. Le besé insegura. Nuestras manos se despegaron finalmente, y cada una fue a un lugar distinto. Las mías, directas a su precioso cuello. Aquel que he querido siempre agarrar. Y las suyas, a mi cintura, me rodeó y me abrazó. Reí. No podía ser. Era un locura. Sábado 30 de noviembre de 2010. Mi amor platónico junto a mí. Nos separamos.
-Eso es...- Dijo Jaime con una sonrisa.
-Un sí!- Dije sin dejarle acabar. Me lancé a su cuello otra vez.
Por detrás, vinieron todos chillando, saltándo de alegría y cantando ''Cumpleaños feliz''. El mejor cumpleaños de mi vida. 


-¡Dios mío! ¡Anaís! ¡Qué alegría!- Dijo Sara sonriendo e incorporándose. Me reí.
-¡Sí...!- Dije.
-¿Seguís juntos?- Dijo Sara tocándo el punto débil.
-Pues bueno... No sé cómo explicarlo... Es una relación rara...No sé...
-¡Anda! Llevas el colgante, es ése, ¿no?- Dijo señalando mi cuello.
-Sí...- Me toqué el colgante.- Lo sigo llevando, sí.- Quería echarme a llorar. Aquel día era 30 de noviembre. Hacía ya un año que todo aquello ocurrió.





22 dic. 2011

Última entrada.

Sí... Hoy es la última entrada....

No puedo enrollarme, me tengo que ir pitando!!

respondieendo a la otra entrada...
 La época en que se hizo la foto, fue en JUNIO jajajaja :) Me dio por ponerme mi gorrito favorito osea que... ajajajaa ;)

OS QUIEEEEEEEEEROOOOO!!!
 FELIZ NAVIIIDAAAAAAAAADDD
^^ :DDD


carmeeennn´-


21 dic. 2011

Simplemente, adicción.- (4)

-NOVIEMBRE (Parte 1)-

Noviembre. Un mes pequeño, con tan sólo 30 días. Y eso significaba que: el invierno se acercaba peligrosamente. Nunca se me habían dado bien las estaciones, pero el mes de noviembre, daba a entender, al menos para mí, que se acababa el otoño. Muy raro… ¿Cuándo empezaba el otoño? ¿En octubre? ¿Y cuando empezaba el invierno? ¡Buf! Un lío, pero vamos, que hacía ya muchísimo frío y tenía que empezar a sacar mis jerséis de lana con motivo navideño. Un poco prematuramente, pero eran los únicos jerséis que tenía abrigados.  Pero a parte de todo aquel mejunje, Noviembre era un día muy importante para mí. El 25 era mi cumpleaños, y aquello me hacía feliz. 

Friné, en cambio, seguía tan calurosa como siempre. Yo no la entendía. Ni a ella ni a mi padre. Siempre con calor. Alucinante. Yo, en cambio, había salido a mi madre. Siempre teníamos frío. Aunque yo, sin embargo, era un caso excepcional. ¿Sabéis esos días de verano, calurosos e insoportables? ¿En la playa, cuando todo el mundo va con bañador, o mejor dicho, esas cosas que son menos anchas que un dedo? ¿Eso que se supone que ‘tapa’, pero que en realidad solo está ahí de decoración? Vaya, que ya no me extraña ver a nudistas. Bueno, pero imaginaros, un día de esos, en que la gente va en bañador, y de repente, una ráfaga de viento recorre toda la playa. Un escalofrío recorre toda tu espalda expuesta al Sol, que fastidiándote aún más, te lanza arena en el cuerpo embadurnado de crema solar. Vaya, que te fastidia el día. Pero bueno, en esos días de tanto calor con ráfagas de viento, siempre,  pero siempre, llevo una chaqueta finita para ponérmela encima, aunque hiciera como mínima treinta grados.

-Anaís, Friné, Álex, a comer- Dijo mi madre. ¿Qué le pasaba a mi madre últimamente? Su voz era distinta, no sé, la veía muy rara, y me causaba una pena que no podía aguantar.  Distinta, que distinta que estaba. Ya nunca hablábamos. ¿O era yo la que estaba diferente? Me pregunté qué le pasaba mientras que bajaba arrastrando los pies por los escalones. Pensé, y pensé. Pero no reparaba en qué le pasaba.

Llegué a la cocina, y vi a mi madre en pijama. ¿Tan pronto? Pero, si siempre ha cenado con ropa de estar por casa, o con la del día. Sé que parecerá una tontería, pero para mí no lo era.


-Anisita, ¿te ocurre algo?- Dijo mi madre al detectar mi mirada pensativa y triste. 
-Nada, nada. Todo está perfecto mamá.- Mentí, claro que mentí. ¿Qué le iba a decir? ¿Mamá, es que estás muy rara últimamente? Eh, no. Quise preguntarle que, qué le pasaba, pero estaban mi padre y mi hermana hablando sobre Mitt y mi madre parecía metida de lleno en su planto de verduras. Pero, enseguida, conseguí un momento de tranquilidad, un momento a solas con ella. Recogí los platos, ya que ella parecía estar en otro mundo. Un mundo paralelo donde, quién sabe si su vida era mejor, o peor. Me volví a sentar en mi sitio. En frente de ella. Era el momento del intercambio de roles. Me tocaba adoptar el rol de madre. Y empezó.


-Vaya, espera un momento.- dijo la psicóloga.
-¿Qué pasa?- dije, mientras que me agarraba a uno de los cojines del sofá. 
Me gustaba aquella psicóloga. En Bruselas había pocas mujeres psicólogas. Pocos psicólogos que hablaran español. Pero encontré a esta señora, Sara. A parte de tener una consulta acogedora y bonita, era española, de Madrid.
-Que siento lo de tu madre... ¿Está bien, Anaís?- dijo finalmente, mirándome con cara de compasión como hacía toda la gente cuando hablaba de mi madre...
-Sí, está perfectamente- dije, intentando sonar lo más neutra posible. Sonreí. Cogí uno de las galletas que me había traído, porque sabía que aquella consulta iba a ser larga y pesada desde que entré y me presenté. Seguí contándole mi historia mientras que acababa de zamparme una galletita. Además, no estaba en el psicólogo para contarle la vida de mi madre... ¿No?- Bueno, Sara, por dónde iba... ¡A sí!- Dije, y me preparé para mi discurso...


*

¡Sí pequeeeños! ¡Después de casi más de un mes sin publicar la esperada historia de ''Simplemente, adicción.'' aquí está! Sisi, como prometí ayer, aquí está. Es sólo una parte del mes, ya que he decidido hacerlo menos denso, y así un poco más de emoción.
Si sois de los muchos que aún no han leído los anteriores meses... Pasáos por los 'TEMAS' y clicad en ''SimplementeAdicción''. Ahí estarán todos los meses enumerados... Pero tendréis que bajar hasta el final para llegar al principio... xd Vaya, me gustaría cambiar ese inconveniente, pero es la única forma de que veáis todo (si queréis verlo, claro! ¡Que no os obligo eeh!) desde el principio.(Clicad aquí!)

Sobre cómo ordeno la historia:
En la última entrada que puse de esta historia, varios me preguntasteis que cómo lo organizaba. Pues aquí está la respuesta:

Simplemente, adicción. es la historia que le cuenta Anaís, la protagonista de 13 años, casi 14, sobre una historia que la trastornó. Los capítulos, están ordenados por meses, osea que durante éstos, los días, están salteados, y no se sabe bien cuando paso cada cosa. Como podréis haber visto en este capítulo, no pongo ni fechas, ni espacios temporales. Además, a partir de ahora, los subcapítulos, tendrán más diálogos, ya que tengo todas las ideas grabadas en el cerebro... Y finalmente! Aquí os dejo la pequeña introducción que está en el primer capítulo de la historia:

''Simplemente, adicción.'' Fue lo que me dijo mi psicóloga cuando acabé de contarle lo que me había estado pasando este último año. Todo empezó hace justo un año, cuando yo aún tenía 13 años, y ya estaba en tercero de la eso. Soy de finales de año, por eso es un poco raro verme en tercero.

Pero, vaya, me presento. Me llamo Anaís, y vivo en Bélgica. Soy una chica del montón, pero algo me caracteriza de las demás. Mi historia, desde el principio de mi vida. Desde el primer inspiro de mi vida, hasta ahora. Mis padres son españoles, y les ha tocado trabajar en este pequeño país al norte de Europa, encima de Francia.
Mi abuela, por parte de madre, es griega. De ahí, viene mi nombre. Anaís. Nunca me ha gustado, sinceramente. Me gusta mucho estar sola para poder pensar en mis cosas, en mis defectos y virtudes. Para aprender a vivir conmigo misma.

Mis amigas piensan que soy muy guapa, pero yo sinceramente no lo creo. Dicen que mis cabellos castaños oscuros, cambian de color según la luz. A veces puedes ver cómo mechones de pelo casi negros, pasan a ser de un castaño color caoba claro. Que mis ojos negros, están puestos en el sitio perfecto, ni muy a la derecha ni muy a la izquierda. Que mi nariz es respingona, y eso me da un aspecto infantil, que jamás me lo podré quitar de encima. Y que mi cuerpo en general, es perfecto. Pero perdona que os diga, pero no me veo nada de perfecto. Nadie es perfecto, y menos, yo. Mi cuerpo es demasiado finito, y no tengo mucho pecho. Sinceramente, soy de las chicas más planas que conozco.  Y bueno, todo lo demás, lo iréis descubriendo a medida que pasan los meses.

Habréis observado, que me baso mucho en mi ambiente, Bruselas blahblahbalh. Pues sí, por que es de la única ciudad que me sé más o menos la organización y tal... Y de descripciones, sinceramente paso de poner las típicas chicas perfectas: Ojos verdes, pelo rubio, cuerpo 10. Etc. Basta de cuentos, y bienvenidos a la realidad! Jajajjaja! 


porcieertooo! Traigo malas y buenas noticias! la buena es que hoy era mi ultimo dia de clase, ya que mañana hay huelga de transporte público en toda la ciudad, y mañana no hay examen ni de Geo ni de Quimicaaa! Bieeeeen! la fatal, es que tendré que estudiar en vacaciones....
Y bueno, os dejo ya! Que tengo que irme pitando a comer a casa de una amigaaa! besiiitos^^


Carmeeeeeeen-
Pequeeeeño reto! ¿Quién puede decirme más o menos, cuándo se hizo esta foto?
Adivinad, adivinad ^^ jajajaja
(estoy comiendo un trozo de pastelito de chocolate, nada malo xd)




20 dic. 2011

So stupid, so gorgeous-

Y él estaba ahí, mirándote a los ojos. Sí, que preciosos que eran, ¿no? Ese azul intenso, infinito. Infinito como vuestro amor. Pero lo fastidia todo su prepotencia, su futilidad. Sus prejuicios y su egocentrismo. Pero tú lo sigues queriendo... No me extraña. Gente como él con esos dotes de casanovas, son irresistibles.

- ¡Qué perolas que tenía esa...!- Dice él mientras que desvía su mirada de tus preciosos ojos negros azabache y se ponen en el andar de una chica cualquiera.
- ¡Idiota!- le das un golpe en el brazo y te levantas al tiempo que coges tu bolso del banco. Empiezas a irte, pero oyes un...
- Mi amor, no te vayas. Yo te quiero a ti y a tus pequeñas...- Pero ya estás harta de él. Joder, sabía que estaba plana, que no tenía nada de proporciones,  pero esos complejos se le había ido con su compañía. Y ahora, él te decía eso de 'pequeñas'. Pero qué idiota. Idiota. Idiota. Sigues andando, y las lágrimas quieren correr por tu cara. Algo te agarra del brazo, y te deshaces de aquel peso con un brusco movimiento. Sigues andando, pero al cabo de un rato, te giras.
- ¡Gilipollas!- y quieres que se te trague el mundo. Un chico esbelto con un pañuelo en mano estaba parado en seco,  a la altura de donde te soltaste.- ¡Dios, lo siento! No quería decirtelo a tí.
- Ya...- Se acerca.- Toma, he visto vuestra escenita, no me conoces... Bueno, no sé si te habías fijado en mi, pero siempre he estado sentado en el banco de enfrente vuestro. Normalmente yo estaba ahí con mi novia, pero me dejó y desde allí siempre la espero, en aquel solitario banco. Pero tú y tu novio, o exnovio, como quieras llamarlo, empezásteis. Llegábais y os estuve observando... Hasta hoy. -El chico se puso rojo, y tú con lágrimas cayendo.
- Lo siento.. Gracias.- te acercaste y cogiste el pañuelo. Él te puso su brazo derecho encima de tus hombros, y os fuisteis a otro banco, un banco donde empezó una nueva historia.

*
Holaaaaaaaaaaaaa! Siento mi ausencia! Pero bueno.... Exámenes...

El examen de historia me salió muy bien! En cambio el de literatura fatal. Estudié demasiado historia, pensando que iba a ser horrible, y fue más simple... Bueno, acabé con 40 minutos de sobra. Teníamos dos periodos de 45 minutos, y sali super ponto del gimnasio... En cambio, el de lengua, lo fui a dejar toda indignada, ya que la redacción del Neoclasicismo y el Romanticismo me salió como la de un niño de 10 años. 

Hoy, examen de Biología (matadme), más largo que las patas de las girafas! Y el de francés de esta tarde... Pues bueno... Espero aprobar... Y si saco un 8 dabuti! pero primero el 6, que sin 6 no hay 8 jajajaja! Bueno, altas expectativas para una pocilga de redacción. Mañana tengo matemáticas, y no sé que estudiar.. Y el jueves por fin acabo los exámenes! Química y Geografía (geo en inglés, matadme.)

Bueno, a parte de exámenes... Me gustaría daros las gracias por seguir aquí, aunque mis comentarios en vuestros blogs sean muy pocos... Tengo tantos blogs por los que pasarme, que no doy a basto! Lo siento! 

Sobre el blog... Creo que no lo pondré en construcción. Volveré a cambiar el fondo, ya que lo veo excesivo ajjajajaja! Bueno, y eso creo que es todo... Mañana, que llego a casa a las 11 (FLIPAD EN COLORES!) ya que el examen de mates (flojas que tengo yo, solo dura 2 horas, comparando con mates fuertes, que duran 3 horas) acabaré el examen a las 10.10 osea, que a las 11 estoy en casita! Bueno, a lo que iba.. Que tendréis una pequeña gran entrada sobre una historia que llevo super atrasada. Ya veréis, ya veréis. Y además, será (definitivamente) la última del año! :( (a no ser que os haga una sorpresita...jajaja!) ! 

Bueeeno.. Sobre MySpace, que le dén! Necesito que votéis en la encuesta de la izquierda <<<< 
Sería una gran ayudita preciosos ^^

Bueno y eso es todo amooooores míos!

Os quieeeeeeero pequeeeños ^^ 
Carmeeeeen-

Posdata, Que queda menos de un mes para ver a Nachoooo! ^^ Aah! El Sábado 17 fue su cumplemes! Cumplió 2 meseciitos^^ oooish que ilusioon jaja :D

Esta era la imagen que quería poner de título, pero el ''Sonreir'' se me quedó fuera... y tuve que ponerlo debajo xdd!
FELIZ NAAAAAVIDAD! (otra vez ajjaja)



18 dic. 2011

Literatura e Historia-

Un estallido. 
-¡Vamos Sofía! ¡Vamos!- Gritaste.
Corrí con todas mis fuerzas. Me agarraste la mano, y me sentí segura. Teníamos que seguir corriendo, si no, nos alcanzarían. Había gente, sangre. Gente con fusiles, por todos lados. Un escenario que jamás había pensado vivir. Tropezamos con una pobre chica tirada en el suelo. Mis lágrimas no dejaban ver el camino, menos mal que estabas tú. Tenía miedo, pero luchaba por nuestra vida.
Algo me dio en la cabeza y fui cayendo. Caí al suelo como una paloma tiroteadaNo podía seguir más. 
-¡Sofía, por favor! ¡Dios, qué te han hecho! ¡No me dejes! ¡Te amo, por favor! ¡Dios mío, ayuda, ayuda!- Dijiste. Te agachaste, me levantaste. Empezaste a llorar, quería decirte que estaba bien, un pequeño golpe.- Sofía... Sofía por favor. Por favor, te amo. No puedes dejarme aquí solo. ¡Por favor! ¡Sin ti no soy nada! ¡Sé fuerte, por favor!
*
Te vi entre mis brazos, perdiendo tu precioso tono de piel. Me mirabas y llorabas. No podía verte así. Llamé, pedí ayuda. Nadie me hacía caso. No podía ser... Quién nos dijo que ibamos a vivir ésto. No, estabas cada vez más fría. Y quisiste decirme algo. Sudabas y temblabas, ¿qué podía hacer? Nada.
Decidí correr contigo en brazos, refugiarnos y ahí intentar cuidarte.
-Mi amor...- Dijiste, me paré en seco. Ya no me importaba nada, sólo quería besarte, desaparecer. 

-Sofía...-Cerraste tus preciosos ojos, me incliné y te besé, un dulce y último beso, como el primero.

Pequeño relato de mi imaginación... Os tengo preparada una sorpresita! Pero ya os la diré cuando sea el momento. Hasta eso, necesito vuestra ayuda. Ayer, me uní a MySpace. ¿Está bien? Bueno, necesitaría vuestra ayuda para enterarme de cómo va todo eso... Si no, ya me la borraré y veré cómo podéis contactar conmigo (tuenti, facebook, amhs...) jajaja. Segundo... Estoy pensando en una renovación del blog, osea que creo que ésta será la última entrada que podréis ver, si llegáis a verla, ya que lo pondré en modo 'Construcción'. (si me da tiempo)

Amhs... Sí, el sábado me compré las botas! Las encontré en mi número, y me las compré en gris, ya que el marrón (por muy precioso que fuera) no pegaba nada con mis abrigos, y el gris era menos contrastante.



El Mañana se acerca amenazador con dos exámenes de mucha memoria (que no tengo). Literatura e historia... La historia la doy en inglés, osea que imaginaros que estrés... Y la literatura, Neoclasicismo y Romanticismo, osea que... Me muero. Os dejo una parte de una canción que me encanta. 


Nos situamos en el Romanticismo, con José de Espronceda. ¿Ya sabéis cuál es la canción?
Canción del pirata.


La luna en el mar rïela,
en la lona gime el viento,
y alza en blando movimiento
olas de plata y azul;
y ve el capitán pirata
cantando alegre en la popa,
Asia a un lado, al otro Europa,
y allá a su frente Estambul:
[...]
Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios mi libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

Esa parte me hace sentir muy libre,  no sé... Es algo raro... Y eso que no me gusta mucho el agua... Le tengo un mieedo que no sabéis jajaja

Millones de besitos, en espera de vuestros consejitos (red social etc...)
Carmeeeen-

Hoy voy vestida fatalmente combinada, y una cara de horror por eso he cortado las fotos... Osea que por favor, sin comentarios xd Lo que importa son las botitas/zapatos/tacones, que ya no se ni como llamarlos xdd




17 dic. 2011

Y cayeron trozos del cielo, llevándose por delante todo.-

Caíste en mi vida cual copo de nieve. Como el primer copo de éste invierno. Como el de esta tarde. Llegaste de un modo imprevisto, desordenando, arrasando, complicando, pero a la vez alegrando, todo lo que estaba a tu paso. Le diste una buena sacudida a mi pobre mente, un escalofrío a mi cuerpo, de pies a cabeza, y un enorme puñetazo a mi corazón de mazapán. Caíste como aquellos trozos de cielo, de los que hablan en las historias del pasado. En que caían trozos, pedazos, gajos de cielo, haciendo que todo lo que tenía por delante, quedara en ruinas, como una Pompeya II.

Is snowing meeen! Allelujah!

Parecen luces, pero no... El flash salió así, y son grandes copitos de nieve :)

Foto de mí, un poco motivada de más... Y la buena calidad de las fotos de mi hermana.

Una cucharadita más de motivación.

Ahm... ¿Ocho cuartos de cucharaditas de motivación?

Hoy ha sido un día... Distinto. Algo diferente de lo normal. Dos exámenes, que el primero, mal salió. De 8.30 a 10.15 física, no he tenido clases hasta las 13.50 a 15.25. Perdí el autobús y bueno, me fui en metro con una amiga. Decidimos parar en el centro comercial y ahí estuvimos, de 4 a 7. Vaya, 3 horas en el centro. Vimos unas botas P-R-E-C-I-O-S-A-S en HyM. Nos enamoramos de ellas, y mañana iremos a comprarlas en otro centro HyM ya que las botas que queríamos estaban en dos colores. Marrón y gris. Y mi talla (36-37) estaba sólo en GRIS. Y yo las quiero en marrón, y encima la 37 me quedaba grande.. Bueno, eso da igual! A lo que voy! Que mañana si consigo comprarmelas sin que mis padres se enteren (soy maloota jajaja que chonada) y bueno, les sacaré unas foticos ^^ Bueno, y en cuanto salimos del centro comercial grité:
-Laraaaa! ¡Está nevando! ¡Mira!- Señalé la ventana con una pedazo sonrisa que no sacaba desde hace tiempo.
-Alaaaaa!
Y salimos pitando y nos pusimos a correr de alegría, entre los zapatos, la nieve y la emoción... Nadie nos paraba jajajaj ;) Y bueno... nosé que más deciros. Si se me ocurre algo, ya os diré jajajaj

Ammhs... algo más... Nope. Creo que no... Argh, se me ha olvidado :(( Que asco de memoria que tengo... Es que estoy viendo Phineas y Ferb con mi hermana y se me van las cosas :(

Buenas Noches, buenas mañanas, buen fin de semana... Buen... Bueno no sé qué más.

OS QUIEEEEEEEEEEEEEEEEERO!
Mañana os traigo (si eso) las botitas/tacones/zapatos jajajajajaa

Posdata, sí ya me acuerdoo! (despues de dormir claro esta jajaja) Decidí poner este blog un poco más Navideño, además con los primeros copos, me ayudó a inspirarme. Pronto podréis ver los pequeños cambios ^^

15 dic. 2011

Pequeñooo-

Preeeeeeeeeeeeciosos! me paso rápidamente, corriendo, brincando de alegría y con muuuchisima prisa para dejaros las dos últimas fotos de Nachoooo ^^

Las he recibido esta tarde y mientras que estudiaba mi madre me llamo al teléfono y me dijo que mirara el correo, me metí rápidamente y vi a mi Pequeño :3 Es que me lo como! Sé que puedo ser demasiado... Exaltada, pero es que ha alegrado mi dia estudioso... :DDDD Me muero me muero!

Millones de trillones  de besiitos preciiooosos! :)

Carmeen-



me voy a estudiar fisica! Luego me paso por algunos blogs preciosos ^^
De verdad... lo siento, (otra vez) por no poder pasarme TT
Bueno.. Ya os iré contando (si puedo, claro) sobre cómo me van los examenes :s 
Mañana tengo los dos primeros, Física e Inglés... Y no penseis que aqui es facil... Nonono, parece que estoy en 2 de bachillerato, por la forma en que me hacen los examenes.. Más de 150 alumnos en un gimnasio, 10 personas sentadas en una fila como jurados (profesores y consejero de 5, osea, 4 Eso) Y encima más de 10 profesores rondando a tu alrededor asegurandote de que no hay chuletas ni en los bolígrafos, ni en las reglas... Tienes que entrar a la sala con todos tus bolígrafos atados con una goma de pelo o en una bolsa de plástico. 
Hay una distancia de un metro entre cada alumno, y somos 6 secciones diferentes. La española, la inglesa, la francesa, la checa, la nerlandesa, la alemana la griega y no sé si me olvido alguna más...

Bueno, que es dificil de entender, pero a lo que voy, que los exámenes parecen de bachillerato. Y todos duran 2 horas, menos el de lengua 1 (la lengua materna) que son 3 horas..

Yo me estoy muriendo, no quiero que sea mañana, y mucho menos las 8.30, que estaré entrando en el gimnasio... Me moriré.

Bueno, ya me voy! Que me estoy enrollando a partir de las fotos de Nacho, y no es una entrada de el ''sistema de mi colegio''. 



14 dic. 2011

So, let's make some memories.-

¿Qué preferiis? ¿La noticia mala, o la buena?

A la mala vamoos: A partir de hoy, no sé bien cuándo podré publicar, pasarme por todos los blogs que llevo atrasados (que siento el restraso).  A sí, las causas son... Los exámenes. Hoy es mi último día para estudiar a fondo, antes de la semana mortífera.. Y bueno, os deseo una FELIZ NAVIDAD ^^ ya que a saber cuando publicaré :(  A veer.. ¿Qué más...? Ahm si. De verdad, siento mucho la subida repentina de esta entrada, y bueno, os digo enserio que me pasaré enseguida por todos los blogs, hasta me he hecho una lista de todas vuestras actualizaciones! Jajajaj ;) De verdad.. Lo siento, me pasaré en cuanto pueda :(

Segundo... Si tengo tiempo, os iré subiendo alguna que otra foto del pasado viernes jaja :) Y bueno, esa es mi reciente vida... Ahh! No sé si ya lo dije, pero me voy a Venezuela de Navidades y bueno, que ahí no creo que publique nada... Bueno, ya recuperaré en Enero, con Nacho, con la vida libree de exámenes y tal... :)

Y bueno, hoy es un día muy especial :) Una personita,  a la que quiero mucho, pero nunca se lo he dicho, cumple años :) Sí... Pensaréis que es un chico y tal... Peero no! Es mi hermanita pequeña ^^ Ella sabe que la quiero, y yo se que me quiere, aunque no hablemos mucho, o aunque yo a veces le pegue algún que otro grito para que deje de hacer de las suyas... Hoy cumple 11 años ni más ni menos! Y bueno, me hacía mucha ilusión comentarlo, ya que bueno. algún día le enseñaré mi blog:) Buafs, y bueno se que es cutre y tal, pero es que son las 10.57 de la noche,  y empecé a escribirla a las 3 de la tarde y.... Bueno, me he alargado mucho jajaja Y además tengo que ducharme y repasar algo más... u.u'

Aquí os dejo algunas fotos, unas de pequeños regalitos, alguna que otra mía del viernes y bueno.. Eso es todo!

Ahhh! Notición notición! En mi colegio, cada Abril, hacemos una fiesta de ''bienvenida a la primavera'' (Springfest) y bueno, hay unas ceremonias de apertura y blahblahalah y bueno, hay un Fashion Show, y mis amigas, me han elegido como modelo ^^ Y estoy muy feeeeliz, pero a ver si les cogen los diseños.. Y me tocaría desfilar ante más de 1000 personas ^^ Y buafs, que feliz jajaja! Aunque yo no me veo.. No me veo jajaja me caeré ahí en medio y seré el hazme-reír de todo el colegio.

Mil trillones de besiitos, Feliz Navidad, feliz 2012 y... 

Osquieeeeeeero <3

Carmeen-

No he podido poner mi blog por seguridad, ya que no tengo tiempo u.u

Ella es L, una de mis mejores amigas, que la quieeero tanto ^^

Esta es mi hermana, bueno la del fondo, encendiendo una especie de incienso con olor a pinos del bosque.


Este es el muñequito ^^ ajajaja me hizo mucha gracia que estuviera fumando y bueno, le saqué unas fotitos ^^

Esta foto bueno... Mi hermana colocando las cosas 'perfectamente' jajjaj ^^
No he puesto ninguna foto suya, ya que me parece todavía pequeña para estar aqui inmortalizada jajaj xd Pero bueno... Si eso alguna vez me hago una foto con ella (si sonríe, claro.) y os la subo jajaj


Sí, dijiste que la odiabas. Lo ví. Estaba presente. Ella se fue corriendo, dejándote solo en aquel parque desolado a altas horas de la noche. Dijo que te quería, y tu al contrario, dijiste que no la soportabas más. ¿Qué te había hecho ella? Nada malo, te amaba. Y tú, al contrario, te lo tomaste a broma. Jugaste con sus sentimientos, y ella, salió perdiendo, habiendo jugado todas sus cartas contigo. Los Ases ya no estaban debajo de su manga, ahora eran tuyos. Y estabas listo para otra partida de Pócker.

Pero no te entiendo, ahora estás deprimido, viendo cómo ella vive su vida después de tantos meses. Ella ahora está feliz, te olvidó, bueno, no. No te olvidó, te tiene en su corazón, pero ahora sabe que no puede perder el tiempo en tí. Y tú ahora estás ahí, quejándote de lo asquerosa que es la vida. Pues te lo mereces precioso, te lo mereces. Vi cómo empezó y acabó vuestra historia, y tú solito hiciste que todo aquello acabara. Te lo restriego, querido niño, porque eso no se hace. Pero así aprenderás, como aquella vez que quisiste montar en la bicicleta de tu padre, y te caíste al metro. Yo te avisé, pero dijiste ''Mamá, déjame, suéltame.'' Eso sí, aprendiste que debías hacerme caso... Espero que aprendas la lección, cariño.

Con amor,

Mamá desde aquí arriba.