te atreves a sonreír?

2 dic. 2011

Día contra el Sida.

Preciosos, que ayer se me olvidó poner en la entrada que el día 1 de Diciembre, se celebra, por decirlo de alguna manera, el día contra el Sida, la enfermedad en si, y el virus, VIH.

Se me ocurrió esta historia en el trayecto en el bus, antes de saber la preciosa noticia de Nachito ^^ Acabo de estar un buen tiempo hablando con mis padres sobre el nombre, y sí. Finalmente se llamará Nachito, eso sí, pasando por 3 páginas de nombres. Jajajaja! Me alegro mucho que os haya gustado el nombre :D

Bueno, os dejo la historia:

Sí, llegó aquel día. Aquel día que esperaba, desde mi adolescencia más lejana. Él y yo, íbamos a estar sólos en su casa. Por fin. Después de un año juntos, decidimos cometer un pecado. Que quién sabe, nadie me avisó de las pequeñas consecuencias.

Estábamos en su cuarto, sonrisas de complicidad, calor y temperatura subiendo a medida que nos tocábamos. Miradas penetrantes y felices. Y llegó. Sí, mi primera vez. Él era el chico adecuado. Era perfecto, cariñoso, atento, respetuoso, gracioso, vaya, que lo tenía todo. Pero no me di cuenta. No nos dimos cuenta. Pasaron los días después de aquella preciosa noche. Volvíamos a cometer aquel delito. Y más besos, y más caricias. Y más piel de gallina. Risas, bromas, juegos. 

Pero aquello fue lo mejor de aquella historia, pues al cabo de un mes, me encontraba demasiado débil para poder hacer nada. Perdí mucho peso en pocas semanas, no me sentaba bien la comida. Y tenía pequeñas manchas en todo el cuerpo. Él estaba siempre conmigo, me cuidaba. Me atendía lo suficiente, y yo, sonreía. Estaba feliz. Y después de dos semanas en ésa situación, decidí ir al médico. Tuve miedo. No sabía qué decirle. No me atrevía a ir con mi madre, no podría decirle que hacía menos de dos meses que la había perdido, con el novio que jamás le presenté. Y escribí una lista, de las cosas que me hacían feliz, las cosas que apreciaba de ésta vida. Todo el amor que había acumulado en mis 17 años de vida. Sí, y después de acabar mi pequeño deber, fui al médico. Pedí que me hicieran un análisis de sangre, anónimo. No di mi nombre, tan sólo mi edad. Y sí,veía cómo un líquido rojizo salía de mi brazo derecho. Y a la vez, una enfermera me preguntaba qué sentía. Los dije en orden, a la vez que escalofríos recorrían mi cuerpo entero. Un sudor frío recorrió toda mi nuca, y me toqué. 

Cuando acabaron de sacarme sangre, me hice una coleta alta. El médico me revisó de arriba a abajo. Me pidió que me quitara la ropa, y se paró en seco. Me dijo que lo sentía, que teníamos un problema. Una roncha de no sé que color se había dibujado en mi espalda. Mis huesos se veían demasiado. Y descubrí finalmente la causa de mi muerte. 

El médico me dió antibióticos para el dolor, para la fatiga. Para el cansancio anormal que tenía. Hablé con mis padres, se preocuparon. Mi novio, desapareció para siempre. No lo ví hasta el día 14 de febrero. Yo estaba ingresada en el hospital donde me lo detectaron. Me sentía demasiado débil para poder abrir los ojos que siempre, habían estado vivos, alegres, felices de descubrir nuevas cosas. Lo ví entrar e intenté incorporarme. Me dijo que tranquila, que no me moviera. Se sentó a mi lado y empezó a sollozar. No supe qué hacer, ni qué decir, y me conformé con mirarle. El tiempo pasó demasiado rápido, y finalmente, después de horas pidiendo perdón. Me dijo.


''Elena, te amo. No sé porqué no he estado contigo éstas últimas semanas. Tenía miedo, miedo de perderte. Siento mucho esto... Pero no te dije que se rompió. Pensé que no ocurriría y me ahorraría decírtelo. Decirte que tengo... Soy portador del VIH.''


Y no escuché más. Mis ojos lloraban, pero me bebí mis lágrimas, como otro de los muchos antibióticos que había tomado a lo largo de todo este tiempo. Sentí un roce en mi mano, que recorrió todo mi brazo, y se paró en mi cara. Me secó las lágrimas, que pesadamente, aplastaban mi rostro. Era agobiante, quería salir de ahí. Y conseguí decir una sóla palabra, una palabra simple. 


''Ya.'' Ya, una palabra que significa demasiado. Sólo dos letras. Ya, ya. Adiós, ya. Ya, te entiendo. Ya, la vida sólo son dos días. Ya, tienes razón. Ya, yo también te amo. Ya, no hace falta que te expliques.


Los días siguientes, gente, mucha gente, vino a verme. Nunca había pensado que toda esa gente se preocupaba por mí. Ya, mira, ya es tarde. Muy tarde. Explicaría más, pero mi jefe no me deja más papel para mandarlo a la Tierra. Espero que si lees ésta carta, tomes precauciones. Que si no tienes el valor de decirlo, significa que no estás preparado. Que no tienes la confianza debida con ése alguien. 


Gracias por leerme, pequeño humano. Ten cuidado. En pocos meses tu vida puede cambiar drásticamente.


Elena.

*
Sí... Perdonad mi pesimismo, pero es que son las historias que me vienen a la cabeza. Pero, tengo una buena noticia más. Sí, mañana es el día. Mañana iremos todos a ver al futuro Nachito. Y en tan sólo 32 días, iremos a volver a verlo. Tendrá su espacio en nuestra casita, y no me aguanto. ^^ Aún siguen los exámenes, pero con Nacho viniendo, me entusiasmo. Pero hay una parte de mí, que tiene miedo. Miedo de que mis padres me digan al último momento que no. Que no podemos ocuparnos de él. Pero espero que esa idea quede lejos, muy lejos de mi.

Mucho amor, y sonreíd, que es viernees! :D

Carmeen-

Posdata, como véis, al final, no he salido... Hay una huelga general de transporte y claro.. El metro, tram y bus quedan completamente descartados... :l

15 comentarios:

Paula...♥ dijo...

Dios, la pequeña historia me ha encantado. Sí, ha sido pesimista, pero eso la ha hacho ser bonita, muy bonita. :)
Besos! ^.^
Y muchas gracias por comentar en mi blog. :D

SyN dijo...

Carmen (: madremia pedazo de historia que has escrito, me has dejado sin palabras. Una historia muy triste y a la vez romántica. Me a dado muchísima pena que le pasara eso a la chica, como es el su primera vez su primer amor y le acaba ocurriendo esa enfermedad. Y el final la ultima frase de tu historia me gusta muchísimo porque tienes mucha razón en esa frase. Por una mala decisión y mala información nuestras vidas pueden cambiar completamente como bien has puesto tu ahí. Y cambiando un poco de tema que bieeenn que vayas a ver a Nachito ya nos contaraas (: Un besito Guapisima! <3

Xisy dijo...

Joder Carmen, me has puesto la piel de gallina y con una lágrima al caer.. En serio me ha entrado un escalofrío en el cuerpo que puff.. Precisamente este año hemos estudiado en el instituto esto del sida.. Me has hecho acordarme de una historia de una pareja que aún sabiendo que el hombre era portador del sida, decidieron hacerlo, que a la mujer no le importaba; ella se quedó embarazada y el bebé también salió portador de sida, ella a los pocos meses murió.. Cosas de la vida; gente va y gente viene, pero todos al final morimos, la cuestión es, de que forma abandonamos el mundo.. Me ha encantado la entrada, en serio, genial historia.

Pero mucha gente, podría tener sida, sin necesidad de follar.. también se transmite por sangre, así que, por ejemplo esa pareja de tu historia, si en algún momento de su vida el hubiese tenido una herida en la boca (por poner un ejemplo) y ella también, se le habría pasado igualmente. La sangre es una fuente por la que el sida circula..

En fin, precaución ante todo que hoy en día la gente está muy suelta.

Un beso linda! y ya te explicaré como va mi colegio jajaja

PD: siento este royo tan largo que te he puesto xD

Don Nadie dijo...

Simplemente, dios... jaja estoy... que no se que decirte... la historia me encanta, tienes muchisima razon, en serio... y gracias por pasarte ^^

solotú dijo...

Dios.. casi que lloro, ¡no me pongas estos textos que yo lloro con nada, jopetas! xd
Pobre Elena y que cabrón él otro por no decirle nada..
Me encanta, como siempre, preciosa.
Un besito.

Yansito dijo...

Que historia ni mas triste pero muy bien expresada y bien detallada de verdad que me gusto muchos aun que lo siento por esa niña :/

mientrasleo dijo...

Muy buena tu historia, bien redactada y emotiva.
Oye, estudia eh? Que cuando venga Nachito mejor te pille libre para poder sacarlo a presumir!
Besos

Always Unlucky dijo...

Pictures are worth thousands of words, it’s nice to see the attention to detail from your end. Thanks

From Creativity Has no Limit

David dijo...

Bonito homenaje. Me gusta la gente como tú que se preocupa por los problemas sociales. Me ha gustado mucho la entrada :)
Un beso!

Mariia..☆! dijo...

ya te valee pequeñajaa me has puesta la piel de gallina.. puuuf increible la historia! si es triste y como tu dices es pesimista pero no podemos obviar la realidad que muchas veces es esa.. triste pero cierto. En fin guapisimaa infintaa suertee con tus exámenes, que pases un feliz día, y que disfrutes del pequeó Nachito cuando vayas a verlo^^! Me encantó esa noticia porque sé que adoras a esos pequeños animalitos =)!
Es una pena que no pudieras salir al final pero bueno será por dias^^! jaja
un besazo enormee guaapaaaa!(L)!!

Ana dijo...

Me ha gustado mucho el texto y la forma en la que has ido relatando ese momento. Es estupenda tu forma de escribir y como lo has reflejado en este texto.
Y sí, hay que tener precauciones en esta vida, pero sobre todo, este día es para hacer ver a la gente que a pesar de tener esta enfermedad, deben ser tratados como a las demás personas.
Un saludo enorme

Suh ♥ dijo...

Pesimismo? de que hablas niña termine llorando de la bella manera de escribir que tienes :') amo la musica que colocaste en tu blog creo que la misma ayudo a que las lagrimas brotaran en mi. Pues que triste lo de esta enfermedad en realidad cada dia hay cosas mas raras como si fueran castigos.. pero nos toca batallar y cuidarnos! es un placer leerte linda gracias por tus preciosas palabras en mi blog.. felicidades por lo del futuro Nachito ;)

Car Hendrix dijo...

Una entrada preciosa!Escribes genial.Aunque sea triste,es necesario que alguien hable de esto y que lo haga tan bien como tu.
Un beso enorme!
Car
http://waytheby.blogspot.com/

Patricia :) dijo...

Que historia mas bonita, :)
Me ha puesto la piel de gallina, joder... :(
Te espero por mi blog!
Besitos^^

Claudia Tubilla dijo...

Muy bonita la historia!
Me parece genial que escribas sobre esto.. :)